Merizalde, un puerto que lucha por mantener su cultura ancestral

En este corregimiento sobre el Río Naya, cultivan su propia comida como el Tapao, la Papa China, el Banano y el Pescado que lo tienen recién sacadito

Foto Caracol Radio Cali

Tras seis horas de navegación desde la Isla Gorgona, al suroccidente del departamento del Cauca, Caracol Radio continua la expedición “Navegando al Corazón del Pacífico”, junto a la Armada Nacional, en el ARC Bahía Málaga hacia el norte del océano pacífico, en donde desembarcamos en el sitio conocido como “Punta Ají”, en donde abordamos una lancha de nombre “Palenque”, con capacidad para 30 personas, que en 20 minutos nos traslada, a través del Río Naya, al Puerto Merizalde, uno de los corregimientos del Distrito de Buenaventura.

Baja una pertinaz lluvia, niños de todas las edades nos reciben con asombro, pero a la vez con alegría, hasta el punto de ayudar a cargar las cajas de las diferentes fundaciones y organizaciones que hacen parte de las jornadas de atención en salud, que se adelantan en cada una de las visitas que realiza la expedición.

Estos menores, que no tuvieron clases por la presencia de las más de cien personas que hacen parte del proyecto, “Navegando al Corazón del Pacífico”, nos acompañan en el recorrido que hacemos desde el muelle hasta el hospital, sede de la jornada médica, por sus calles, unas en piedra y otras estrechas en cemento.

Casas construidas en madera y sobre vigas, para evitar que se inunden durante las lluvias -que se presentan casi durante todo el año- muestran un territorio que aún preserva su cultura afrocolombiana, que aún no ha sido permeada por el modernismo.

Puerto Merizalde, ubicado en las riberas del lado del Río Naya y que limita con el departamento del Cauca, es habitada por tres mil quinientos habitantes en el casco urbano. El puerto cuenta con 27 veredas a su alrededor y el Río Naya que lo bordea, divide a tres poblaciones: Pueblo Merizalde, San Francisco y la Concepción.

A pesar de las innumerables necesidades que enfrente el corregimiento, Oscar Javier García, líder de Puerto Merizalde, destaca su gente.

“Vivimos sirviendo el uno con el otro, de manera que cuando salimos a Buenaventura o a Cali, miramos que el vecino bota la comida, nosotros en cambio tenemos esa hermandad que nos ayudamos mutuamente”, recalcó Oscar Javier, conocido como “Miloca”

Este líder, asegura que en el Puerto son autosuficientes, ya que cultivan su propia comida.

“Acá tenemos el Tapao, la Papa China, el Banano, el Pescado que lo tenemos recién sacadito del agua, sin ninguna manipulación, porque cuando al pescado cuando se le echa sal, se pone a secar al sol, pierde su vitamina”.

“Miloca”, conocido así por la manera como se volvió un día que le escondieron un pescado en sus jornadas en el río Naya, agrega que su cultura es directamente ancestralmente afrocolombiana.

“Estamos haciendo replica con los jóvenes el Puerto Merizalde porque ya no quieren cantar Alabaos y ya no quiere bailar un currulao, porque nos han infiltrado un Reegaeton, un vallenato y una cantidad de cosas que no son nuestras, por lo que estamos luchando para mantener nuestra cultura de generación en generación”, aseguro Miloca.

A pesar de lo pequeño que es el corregimiento, se cuenta con cuatro congregaciones religiosas: la católica, pentecostés, petencostal y testigos de jehová.

El río Naya, corazón de Puerto Merizaldo, queda a 80 kilómetros del Puerto de Buenaventura.