Venezolanos estarían practicando brujería en Santa Marta

Hay preocupación en la ciudad ante la quema de la virgen de Santa Marta.

Una nueva modalidad de labores venezolanas tiene preocupados a los samarios. Se trata de la brujería que venezolanos comenzaron a aplicar en Santa Marta y que según sus pagamentos, implica la quema de figuras de algunas imágenes religiosas.

Lea también: Cerca de 300 venezolanos llegan diariamente a Bogotá

Sería la quema de la imagen de la virgen de Santa Marta ubicada en la entrada de la ciudad en El Rodadero, la que dejó al descubierto una pelea existente entre brujos y hechiceros venezolanos con prácticas samarias de la misma índole.

Lea también: El morral tricolor símbolo de la migración venezolana

De acuerdo a testimonios relatados por los extranjeros a Caracol Radio, son muchas las ofertas de magia negra la que aplican en la capital del Magdalena, sobre todo, por los precios en los que realizan sus trabajos y la efectividad de los mismos.

El precedente de la quema de la virgen de Santa Marta se convirtió en un misterio cuando las autoridades revelaron un video en el momento cuando la imagen se prende aparentemente sola.

Isa Fernández, reconocida hechicera venezolana que llegó a Santa Marta y abrió consultorio de la magia negra; le dijo a Caracol Radio que hay una carta de servicio para los clientes el cual puede escoger con quien desea hacer el trabajo de brujería que requiera.

Lea también: Proponen crear un Fondo de Emprendimiento para Venezolanos

“Yo presento todos los servicios que ofrezco y el cliente decide con cuál de los Santos quiere hacer el trabajo. Lo cierto es que los más solicitados son los integrantes de las Tres Potencias, que están denominados como el Negro Felipe, La Reina María Lionza y el Indio Guaicaipuro”, manifestó Fernández.

Según las hechiceras venezolanas, la quema de la imagen de la Virgen de Santa Marta es parte de un ritual que en su país es costumbre pero que todavía es sorpresa y un hecho desconocido en Colombia y el Magdalena.

Lea también: Venezolanos, del confort al rebusque, mendicidad y prostitución en Medellín

Judith Elena, entregó relato a Caracol Radio, donde da cuenta de cómo ejecutan las labores de brujería las extranjeras en países vecinos. Por ejemplo, existe una aseguranza denominada “Negro Felipe”, que se vende como pan caliente y consiste en un collar de pepitas oscuras en forma de rosario que culmina en una cruz, que sería la protección de los delincuentes.

“Es un objeto adquirido por los jóvenes que se inician en la delincuencia, tiene un valor aproximado de 80 mil pesos y debe ir acompañado de un altar junto a una velación permanente”, señaló Judith Elena.

Caracol Radio conoció que por lo menos 50 nuevos brujos ya tienen instalados sus consultorios en Santa Marta, donde tiene positiva acogida y reputación por la efectividad de la magia negra.