¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Navegando al corazon del pacifico

Timbiquí, un pueblo de gente buena, noble y de paz

En esta población del Cauca, se asegura que cada vez que retumba un bombo o una marimba, están sonando los sueños de esta tierra

Timbiquí, localizado al occidente del departamento del Cauca y fundado en 1772, posee una riqueza cultural de tradiciones y costumbres, como su música, reconocida no solo en Colombia, sino en el mundo, gracias a agrupaciones como Herencia de Timbiqui, Socavon y Marimba, entre otros.

Petrona Candelo, que en los inicios de la agrupación Herencia de Timbiquí, era su vocalista, asegura que desde que se nace en esta población del Cauca, se nace escuchando música.

Timbiquí, población rodea por un majestuoso río que lleva el mismo nombre de esta población, tuvo como sus primeros pobladores a los aborígenes de la etnia Embera Wounnan.

Los lancheros, que se agrupan en el muelle turístico, a la espera de transportar por $50 mil pesos a pobladores de corregimientos como Santa María, aseguran que Timbiquí se vive y se come bien.

“Es un pueblo de gente buena, noble y de paz”, asegura Carlos Riascos, uno de los innumerables lancheros que trabajando en el muelle.

Al río Timbiquí, que rodea al municipio por el sur y por el norte, se le dice la “Calle del Pueblo”, ya que este se convierte en la única vía para acceder de la zona rural a la zona urbana.

Timbiquí, que según su alcalde Edison Castro Lerva, es habitada por 22 mil habitantes, es un municipio tranquilo, que vive de tres actividades: la pesca, la minería y la agricultura.

Como en toda la región del Pacífico, Timbiquí no es ajena a las tradición oral, como el Folclor de los Difuntos, es decir los Alabaos.

“Son cantos sobre las vivencias en el pacífico, oraciones al niño y alusivos a la paz”, asegura Hermelino Balanta Alegría, al hablar sobre las costumbres regionales en esta región del pacífico colombiano.

Por su parte, Lucy Canchimbo, sostiene que vivir en Timbiquí marca una diferencia.

“Cada vez que retumba un bombo o una marimba, están sonando los sueños de esta tierra”, asegura Lucy.

Aquí en Timbiquí, se asegura que la planta, conocida con el nombre de “Yuyo”, es mágica, ya que permite que se viva más años, como es el caso de Mariana Grueso, del corregimiento Santa María, a media hora del casco urbano de Timbiquí, a quien atribuye que su consumo le permite a los cien años, aún poder tejer sin necesidad de utilizar gafas.

 

 

Cargando