Alegría en Riosucio (Caldas) por liberación del soldado Caro Bañol

Al soldado Eduardo Caro Bañol lo esperan ansiosamente sus familiares en la vereda Miraflores de Riosucio (Caldas). Estuvo un mes en poder de ELN.

La imagen que muestra a los tres soldados en poder la comisión humanitaria. / Foto/cortesía/Caracol Radio

Al contestar su teléfono celular doña Flor Bañol respondió con voz triste e inmediatamente después del saludo dijo que se sentía resignada y con mucha angustia por la suerte de su hijo el soldado regular Eduardo Caro Bañol. De este lado de la línea un periodista de esta casa radial le informó que a su muchacho, el ELN lo había entregado a una comisión humanitaria liderada por la Defensoría del Pueblo, que ya lo traía en camino a la libertad.

“Sí. Hay gracias a Dios. Usted no sabe la alegría que me da escuchar esa noticia. Tiene seis meses que no lo veo. A penas lo vea le voy a decir que gracias a Dios que lo tengo de nuevo conmigo, quiero darle un abrazo y un beso”, dijo emocionada la mamá del soldado caldense.

En medio de la emoción doña flor le pasó el teléfono a su otro hijo, Bismar Caro, quién asustado preguntó “¿Qué pasó, que pasó con mi hermanito?”. Tan pronto escuchó que a su hermano ya estaba en camino a la libertad agradeció a Dios y dijo que le estaba pasando un escalofrío por todo el cuerpo.

“Cómo Así. Estoy feliz, No sé cómo agradecer a todos los que hicieron esto posible. Lo primero que quiero decirle a mi hermano es que lo amo. Él siempre ha sido el mejor hermano que yo he tenido”, manifestó Bismar.

El ELN tenía retenidos en Arauca a los soldados Orlando Yair Vega Diaz, Juan Pablo Rojas Ovando y Eduardo Caro Bañol desde el pasado 8 de agosto, cuándo los tomó como rehenes en Fortul (Arauca).

El uniformado caldense llevaba seis meses sin visitar a sus familiares en Riosucio. Precisamente el día que lo secuestró el ELN esta por viajar a Bogotá, para hacer unas diligencias con fines de continuar su carrera militar y un día después iba a viajar a visitar a su mamá, sus hermanos y su hija de 2 años que hoy lo esperan ansiosamente en la vereda Miraflores de esa población en el alto occidente caldense.

En las primeras imágenes que se revelaron de los soldados en la libertad, se ven caminando, en aparente buen estado de salud y acompañados de los integrantes de la Defensoría del Pueblo.

Inicialmente se entrevistarán con autoridades en Arauca y posteriormente los trasladarán a Bogotá para que finalmente puedan reunirse con sus familias.