Frenan construcción de Tierra Viva en Manizales

Juez de Manizales decretó medidas cautelares que ordenan frenar construcción de la ciudadela Tierra Viva, en zona aledaña a la reserva de Rio Blanco.

Foto/archivo/Caracol Radio

El juez octavo administrativo de Manizales le puso freno a la construcción de la biociudadela Tierra Viva que desde hace varios meses adelantaban las firmas Constructora Felipe Calderón (CFC) y Vélez Uribe Ingeniería, en predios de la vereda La Aurora, cerca de la reserva natural Rio Blanco.

El juzgado decretó la medida cautelar de suspensión provisional de la obra, en respuesta a las acciones legales que había interpuesto pocos meses atrás el ciudadano Juan Gabriel Arango Martínez y bufete de abogados de Jaime Granados, en busca de impedir que en esa zona de Manizales se construya un complejo urbanístico que pueda causar daños severos e irreversibles a la reserva.

Esta misma firma de abogados el pasado 11 de julio emitió un comunicado en el que advirtió de un “aceleramiento excepcional” de las obras ante la posibilidad de que un juez de la república impartiera la orden de suspender los trabajos cómo una medida cautelar, como la que se informó hoy desde el Juzgado Octavo Administrativo.

El documento de la sentencia dice en varios de sus apartes, que la decisión del juez está ceñida a la aplicación del principio de precaución y se ajusta a lo señalado por la Corte Constitucional en cuanto a que exista peligro de daño al medio ambiente, que este sea grave o irreversible, que exista un principio de certeza científica así no sea absoluta, entre otros.

“Es zona rural y no urbana”

El documento de la sentencia del Juzgado Administrativo también advierte que “desde el 2 de agosto de 2017 el sector La Aurora (donde adelantaban las obras de Tierra Viva), claramente es zona rural y no de expansión urbana” y continua diciendo que el juzgado puede afirmar “que haciendo salvedad de que la presente providencia no implica un prejuzgamiento, el polígono número 4 (donde se construye la biociudadela) se encuentra excluido del suelo de expansión urbana”.

La decisión del juez administrativo es de inmediato y obligatorio cumplimiento, lo cual quiere decir que la constructora debe parar las obras provisionalmente mientras hay una sentencia en firme que defina de fondo si Tierra Viva finalmente se puede o no construir en esos lotes aledaños a la reserva.

Lo que dice la constructora

La constructora CFC emitió un comunicado en el que informa que respetará y acatará el fallo del juez. Que desde mañana 28 de agosto suspenderá las obras del proyecto Alegra (que hace parte de la biociudadela Tierra Viva) y que es el que estaban adelantando desde meses atrás.

La constructora también informó que acudirá a instancias legales necesarias en busca de suspender los efectos de la medida cautelar y les permita continuar con las obras.

A sus clientes, es decir a quienes han invertido algún dinero para adquirir un predio en esa biociudadela, la constructora les informó que los dineros están consignados en una fiducia, dónde están resguardados y asegura que solo han gastado en las inversiones para los avances actuales de la obra.

Por último esa firma les dice a sus clientes que “adicional también está la solvencia y respaldo de CFC en caso de cualquier medida de fondo. De esta forma, garantizamos que las inversiones de los clientes no se vean afectadas”.