Una pareja de mujeres son los 'ángeles' de caminantes venezolanos

Dos mujeres que se casaron hace un año, ante notario, recogen ropa y medicinas para los venezolanos que arriban a Bucaramanga.

Tu navegador no soporta vídeo HTML5

Hosnellys Studerman de 22 años y su esposa, Tatiana Rodríguez, conforman una pareja del mismo sexo que combina nacionalidades; una venezolana, la otra colombiana.

Hace un año, cuando se casaron ante notario en Bucaramanga, fueron noticia pues uniones de este tipo no ocurren todos los días.

Ahora, las dos lideran campañas a favor de los venezolanos que arriban a la capital de Santander. Como son un referente para la comunidad LGBTIQ y cuentan su cotidianidad, en un canal de YouTube, aprovechan la popularidad que han ganado, para sensibilizar a la opinión pública ante el drama de los extranjeros. Fue así, como lograron recoger gran cantidad de ropa, juguetes y medicamentos con destino a los inmigrantes.

Caracol radio las encontró en los alrededores del parque del Agua entregando las ayudas a los extranjeros.

Your browser doesn’t support HTML5 video

Hosnellys cuenta que llegó desde Valencia, estado Carabobo, hace dos años. Consiguió trabajo en un call center y halló el amor de su vida. Ahora ella y Tatiana, una estudiante de Comunicación Social y empleada de un almacén de ropa, distribuyen enseres entre los venezolanos.

Dentro del grupo de favorecidos estuvo Mariani Hidalgo, madre de un bebé de 5 meses. Llegó a Bucaramanga hace tres días. Relata que vivía en Caracas pero decidió venirse para Colombia, en busca de mejores oportunidades de vida. "Llegamos a Cúcuta; luego caminamos y pasamos abrigados el páramo", relató esta mujer de 20 años quien trabajaba en su país “haciendo cejas”, un servicio de estética.

Mariani y su compañero armaron un camping en una pequeña franja verde al lado de la vía a Cúcuta, en los alrededores del parque del Agua, frente a la V Brigada del Ejército, ya en el perímetro urbano de Bucaramanga. En ese sitio, descansan los inmigrantes que llegan de la frontera. Allí hay familias enteras que reciben la solidaridad de algunas organizaciones que recogen comida y vestuario. Ahora, Osnelis y Tatiana, la pareja del mismo sexo y algunos de sus amigos y allegados plantean la realización de una jornada con los universitario de toda la ciudad para recolectar más ayudas.

Mientras eso sucede, las autoridades de Santander han advertido que comenzarán a ejercer controles móviles en la vía, con el fin de depurar la migración de venezolanos.