¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un ajuste de cuentas fue el móvil del sicariato en Bucaramanga

En el hecho perdió la vida Isidro Serrano, el taxista que minutos antes recogió al hombre a quien iba dirigido el ataque.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga entregó detalles del caso de sicariato de este viernes en la calle 45 con carrera 16.

La primera hipótesis es que el atentado iba dirigido a Henry Agudelo, un hombre de 41 años que acaba de salir de la Cárcel Modelo con 72 horas de permiso. Esta persona ingresó en 2007 al penal por asesinar a un hombre.

“Sabemos que el atentado iba para esta persona que acababa de salir con un permiso, tomó un taxi y cuando llegaron al semáforo fueron interceptados por dos sujetos en una motocicleta”, dijo el general Manuel Vásquez, Comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

En el atentado también murió un taxista de 70 años, identificado como Isidro Serrano, que no tenía nada que ver con el caso, pero que para su mala suerte, recogió en la cárcel a Agudelo.

Las dos víctimas terminaron con ocho impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.

Sería una venganza

La Policía logró determinar que Henry Agudelo alias ‘Karateca’ asesinó en 2006 a Jorge Eliecer Cárdenas, al parecer por problemas personas y por el control del tráfico de estupefacientes en una zona de Bucaramanga.

Hacia esta causa están las miradas de las autoridades, quienes ya recolectaron los videos de las cámaras de seguridad de la zona para encontrar a los sicarios de los que se sabe huyeron en una motocicleta marca Bwis color oscura.

Cargando