Al menos 300 familias cercadas por la violencia en Chocó

La Defensoría del Pueblo pide protecciones para estas comunidades.

Colprensa

A través de un comunicado, la Defensoría del Pueblo reiteró su llamado a proteger a las comunidades afro e indígenas de Juradó (Chocó), ante la presencia y amenazas de grupos ilegales en esa zona.

“En este municipio chocoano existe un riesgo inminente de desplazamientos masivos después de varios casos ocurridos el pasado domingo 19 de agosto, cuando unos 20 indígenas del resguardo Santa Marta de Curiche, del corregimiento Guarín, fueron retenidos y maltratados durante varias horas”, explicó la entidad.

Señaló que en las últimas horas, hombres armados llegaron a una finca, maltrataron a los trabajadores y se robaron varios enseres. Y en la comunidad de Santamarta de Curiche, retuvieron y maltrataron a tres indígenas. En esta zona hay confinamiento de al menos 300 familias.

Dice la Defensoría que a esta situación se suma que el pasado 4 de julio unas 40 personas fueron incomunicadas, retenidas y amenazadas en el corregimiento de Patajoná.