¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SEGURIDAD

Video: Tres bandidos se disputan el negocio de las drogas en Estoraques

La disputa por el tráfico de alucinógenos es la causa de dos muertes violentas ocurridas durante este puente festivo.

Un documento de inteligencia de la Policía Metropolitana de Bucaramanga y reportes de la comunidad demuestran cómo las bandas dedicadas al microtráfico libran una guerra a muerte en barrios del occidente de la ciudad como Balconcitos y Estoraques. De hecho, este pulso por el dominio del negocio ilícito de la venta de alucinógenos fue la causa de la muerte de dos personas durante el puente festivo de la Asunción de la Virgen.

La primera de las muertes ocurrió el sábado en la noche cuando un grupo de hombres armados quisieron atacar a bala a Memo, un joven del sector. Yasmín García Bautista, de 50 años, quiso proteger a su hijo y recibió la descarga de los maleantes. Versiones de las autoridades señalan que los agresores querían saldar una deuda con el hijo de la persona fallecida.

24 horas después, la persona asesinado fue alias "Bisturí", quien se encontraba relacionado con actividades de microtráfico, hurto y fabricación, porte y tráfico de armas de fuego. De hecho, este sujeto había salido de la cárcel días atrás.

Frente a estos homicidios y en particular el de la mujer, se ha conocido que los posibles autores materiales serían delincuentes conocidos con los alias de Garfield y Mono Édgar. Es importante que Garfield salió hace un mes de la cárcel por tentativa de homicidio.

De acuerdo a fuentes de la Policía, el interés de los bandidos es controlar zonas de distribución de estupefacientes, las cuales en principio eran lideradas por una persona conocida como alias “Chinche”, quien estuvo detenido durante 4 años, situación que fue aprovechada por alias "Mono Édgar", para reorganizar el tráfico en el sector. Para tal fin se unió en este propósito con alias Garfield.

Cuando alias "Chinche" recobró la libertad, fue víctima de un atentado. Ese ataque desató  una guerra por el control del microtráfico en la comuna. En la disputa se trenzaron los grupos de  alias Memo, Bisturí y Bazuco. 

Estos hechos llevaron a la Policía a intervenir el barrio Estoraques con el grupo GOES. El general Manuel Vásquez, comandante de la institución en el área metropolitana recorrió el sector y con megáfono en mano, invitó a la comunidad a brindar información para dar con los líderes de las bandas delincuenciales que siembran el terror en este sector del occidente de la ciudad.

Cargando