¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La boca de Nicolasa no es peligrosa: solo pide justicia

Nicolasa Osorio Anaya, es por esta mujer que una de las bocas o puntos críticos más peligrosos que tiene el río Sinú fue bautizado de esa manera.

Nicolasa Osorio Anaya, tiene 8 hijos que ya pueden defenderse solos y ayudarla, pero para el año 2000 sus hijos aun dependían de ella, razón por la que se agudizaba su drama viviendo a orillas del río Sinú. Esta humilde mujer advierte que desde el mismo momento en el que se empezó a desbordar el Sinú justo por el frente de su casa, inició un viacrucis en donde la administración municipal le exigía que saliera de su vivienda, pero ella siempre entregó una negativa en vista de que no le daban garantías de donde vivir con sus ocho pequeños.

Caracol Radio

Cuando empezaron las acciones artesanales de la alcaldía de Lorica a cargo en ese tiempo de Francisco Jattín, tío de la actual alcaldesa Nancy Jattín y hermano de la ex congresista Zulema Jattin, investigada por parapolítica; Nicolasa señala que empezaron lo que ella nombra como abusos. Narró a Caracol Radio que en ese entonces su terreno era de gran extensión y el equipo de ingenieros que llegaban a trabajar muros de contención le pedía permiso para cavar sus tierras y usarlas para armar estas especies de barreras, pero que a la hora de cobrar por su trabajo incluían en el presupuesto dicho material (la tierra) y que a ella a pesar de verla en medio de necesidades no le daban ningún aporte.

Nicolasa Osorio Anaya / Caracol Radio

Nicolasa tuvo que soportar que la señalaran como la causante de una tragedia para todos los habitantes del Corregimiento de Palo de Agua, ya que le decían que si no se dejaba reubicar el río se desbordaría arrasando todo a su paso. Ella sólo seguía exigiendo lo justo: un techo digno para dormir con sus hijos.

Por la boca de Nicolasa hasta el gobierno nacional conoció del drama de los habitantes de Lorica e incluso para prevenir una emergencia mayor, el ex presidente Juan Manuel Santos se comprometió a entregarle una casa. Nicolasa señala que cuatro viviendas de interés social llegaron a Lorica destinadas para su necesidad y la de sus ocho hijos pero ninguna le fue entregada.

Hace aproximadamente 3 meses Nicolasa logró llegar a un acuerdo con el gobierno local y fue reubicada en un predio donde llegó con las mismas tablas y láminas para el techo que tenía en su casa inicial y construyó de manera provisional, mientras a unos 500 metros observa cómo avanza con los días la construcción de su casa, una de bloque y cemento donde ella manifiesta si bien puede inundarse al menos no está entre las aguas del río Sinú y no perderá horas de sueños en las noches cuando caen las tormentas que amenazan confabularse con el Sinú y arrancarla a ella y sus hijos de la tierra loriquera donde siempre ha vivido.

Lugar donde la señora Nicolasa está ubicada momentáneamente / Caracol Radio

Lugar donde la señora Nicolasa está ubicada momentáneamente / Caracol Radio

Esta casa que es la que construyen de manera definitiva y será la casa de la señora Nicolasa / Caracol Radio

Cargando