¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

12 DE AGOSTO DE 2018

"Sembramos semillas de ilusión": Anadelina Benavides Díaz

Una gestora empresarial de la UIS trabaja en la erradicación de las más crueles formas de trabajo infantil, en la central de abastos de Bucaramanga.

501 niños madrugaban hace unos 11 años para pedir comida y trabajar en la Central de Abastos de Bucaramanga, Centroabastos, un depósito al que llegan cada día miles de toneladas de alimentos, desde diversas zonas del país. Los pequeños encontraban allí lo que necesitaban para calmar el hambre pero a la par, eran empleados en oficios muy fuertes.

La mayoría de los pequeños eran hijos de familias de asentamientos subnormales que se formaron a orillas del río de Oro, luego de la temporada invernal de 2005. En ese contexto de pobreza; de marginalidad; de abusos sexuales y drogadiccion empezó a trabajar la fundación Semillas de Ilusión con personas como Anadelina Benavides Díaz, una gestora empresarial del Guacamayo, Santander.

Luego de más de una década de labores, la fundación ha logrado erradicar por completo el trabajo infantil; generó espacios para que los niños de los alrededores coman de manera digna y les brinda espacios de educación y de recreación. La labor ha sido tan fructífera que hay ejemplos como el de César Andres Murillo Bautista, un jovencito que se encuentra a la mitad de la carrera de Medicina en Argentina.

En el Personaje de la Semana de Caracol Radio, Anadelina relata cómo ha sido el proceso para cerrar el paso a las formas más crueles de explotación infantil. De paso revela detalles de su vida.

 

 

Cargando