¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Crisis Hidroituango: bajo Cauca dejó de sembrar 18 mil hectáreas de arroz

El fantasma de que una avalancha arrastre los municipios sigue espantando a inversionistas y comerciantes.

 Una verdadera crisis social se vive en el municipio de Caucasia por la masiva de salida de comerciantes, inversionistas y ganaderos de la zona por temor a lo que pueda pasar desde Hidroituango.

En diálogo con Caracol Radio, el alcalde de esta localidad, Oscar Aníbal Suárez, aseguró que por temor a una creciente del río Cauca los productores arroceros dejaron de sembrar unas cuatro mil hectáreas del cereal durante esta temporada, una situación que impacta de manera negativa la circulación de dinero en el municipio.

“Estamos preocupados con la situación económica del municipio. Muchos inversionistas se fueron porque EPM no ha dicho que el riesgo se acabó completamente”, aseguró el alcalde Suárez.

Según cifras de la Secretaría de Hacienda de Caucasia, desde la contingencia el comercio ha reportado pérdidas superiores al 35%.

El vocero del gremio de arroceros en el bajo Cauca, Israel Callejas, confirmó a Caracol Radio que en todo el bajo Cauca, los campesinos y empresarios dedicados a estos cultivos dejaron de sembrar unas 18 mil hectáreas del cereal en el primer semestre, particularmente después del inicio de la emergencia en la construcción de la central hidroeléctrica en el norte de Antioquia.-

Añadió que en estas condiciones, los labriegos e inversionistas en este sector agrícola están atravesando dificultades, trabajando a pérdida, se han cancelado contratos de empleos, y la situación es muy difícil para las familias y las comunidades en general.-

El principal motivo para salir de la zona y llevarse sus negocios, según sus propietarios, es la falta de confianza respecto a la estabilidad de la construcción de la gigantesca hidroeléctrica en esa franja de Antioquia.

“El tema agrícola se cayó porque los bancos no prestan, hay miedo de que eso se vaya a venir; los ganaderos tienen miedo, el ganado que se podía tener en partes bajas ya no se tiene ahí, por miedo… a los empresarios les sale más caro tenerlo en partes altas por pago de pastos y fincas privadas”, describió el mandatario de Caucasia.

El secretario de gobierno de ese municipio, Fernando Gómez, también advirtió que en las últimas semanas se observó la salida de familias que tienen recursos, algunos de ellos dedicados al comercio, quienes habrían emigrado hacia el valle de Aburrá en busca de una mayor seguridad ante la crisis de Hidroituango, y por los problemas de violencia y narcotráfico.

Cargando