El departamento de Chocó necesita con urgencia la unidad de sus gentes

Las comunidades afros, indígenas, mestizas, requieren ese trabajo urgente y sin dilaciones.

Manifestación en Quibdó conra el abandono / Foto: Colprensa/archivo

La Iglesia Católica en Chocó, una de la zonas más pobres del país, advirtió que a pesar de las graves dificultades económicas y sociales que se viven en ese –paradójicamente- rico territorio colombiano, lo más urgente y el principal reto para el Gobierno Nacional que se inaugura el 7 de agosto, es un intenso trabajo por la unidad de las comunidades chocoanas.

Sin rodeos, el obispo de Istmina–Tadó, Mario de Jesús Álvarez, lo planteó así a través de Caracol Radio, al considerar que si la paz en el país se va abriendo campo, es necesario “trabajar decididamente por la unidad del pueblo chocoano”.-

“La paz se va abriendo campo y alrededor de la paz está el trabajo de la reconciliación y está el trabajo del desarrollo en general. Pero es fundamental que se trabaje decididamente por la unidad para que haya unos criterios comunes, porque por encima de cualquier circunstancia que haya hecho posible alguna división, por encima de cualquier discordia, está la realidad humana del Chocó”, argumentó el obispo de Istmina-Tadó.

El religioso católico, jefe de esa provincia eclesiástica en Chocó, insistió en que este momento histórico es importante para que se busque esa unidad y esa reconciliación para beneficio de las comunidades del país y en particular, de esa comarca del Atrato y del Pacífico colombiano.

“Todas estas comunidades: las comunidades afros, las comunidades indígenas, las comunidades mestizas, demandan un trabajo urgentísimo, que no puede seguir dilatándose en todas las comunidades de Colombia y específicamente aquí en la realidad del Chocó”, remarcó el obispo Mario de Jesús Álvarez.-

La pobreza en Chocó es vergonzosa y un insulto: Iglesia Católica

Obispo de Istmina–Tadó, Mario de Jesús Álvarez / Foto: CEC

El obispo de Istmina–Tadó, Mario de Jesús Álvarez, reconoció a través de Caracol Radio que los niveles de pobreza en Chocó, que en algunos casos llegan a situación límites, no se compadecen con la gran riqueza de recursos naturales que se observan en estas tierras feraces y con grandes cuencas hídricas convertidas en una bendición.

“Viviendo aquí, trabajando aquí y compartiendo con estas gentes: sabiendo de las riquezas de estas tierras, y ver cómo la naturaleza la bendice todos los días. Aquí el agua es bendición, estos ríos transportan vida, estas selvas están preñadas de profunda fertilidad, pero también vemos cómo hay situaciones límites que impiden disfrutar de esas maravillas, impiden vivir con armonía”, admitió el religioso.

Advirtió también que esas riquezas están y han estado siempre en la tierra chocoana, pero en ellas también se viven condiciones de extrema pobreza “que realmente son vergonzosas”.

A través de Caracol Radio detalló: “El subsuelo está lleno de riquezas: sabemos del gran valor del oro acá en la tierra del Chocó, y demás minerales, el platino… Riquezas ha habido siempre, las hay en estos momentos… Y una acción bien planeada, bien orientada, bien acompañada, podría también ser una nueva oportunidad para la redención, de la promoción humana de todo este pueblo chocoano. Aquí hay mucha riqueza, y hay pobreza y hay desigualdad, rayanas en situaciones que realmente son vergonzosas”.

Planteó finalmente que esos problemas de desigualdades sociales y económicas en el país, que se hacen evidentes y graves en Chocó, son también un RETO para el nuevo gobierno colombiano que encabezará desde este 7 de agosto el presidente Iván Duque Márquez.

Insistió en que esas condiciones que viven miles de personas pobres en Chocó también debe articularse con la búsqueda de la unidad en estas comunidades.

“Algunas comunidades viven realmente en unas condiciones de desastre, de dolor, sin lo más mínimo para subsistir. Todo eso es un insulto frente a unas autoridades que podríamos estar más de tiempo completo, más cerca de nuestra gente, acompañándoles en este trabajo como medio de acercamiento de reconciliación y de unidad.

Si logramos eso, con unos buenos procesos, superaremos muy pronto esta situación de gran pobreza que vive el pueblo del Chocó”, recalcó el obispo de Istmina–Tadó, Mario de Jesús Álvarez, a través de Caracol Radio, al examinar los Retos que tendrá el Gobierno Nacional desde este 7 de agosto de 2018.

Fiestas en Quibdó / Foto: Colprensa