¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En estado de coma la salud de San Andrés espera por Duque

Hay expectativa en la isla por la visita del mandatario, un día después de posesionarse como jefe de Estado.

Tras el anuncio del entonces candidato presidencial y hoy presidente electo Iván Duque de que su primer viaje sería al departamento de San Andrés, los habitantes de la isla esperan por soluciones concretas tras la aguda crisis en el sector salud y ambiental del archipiélago.

Líderes del departamento sostienen que aún persisten las precarias condiciones en el ‘Clarence Lynd Newball Hospital’ tras la falta de medicamentos, cirugías represadas y una ineficiente administración.

Sin embargo, Diego David, coordinador de recurso físico del hospital local, en diálogo con Caracol Radio, sostuvo que la atención en el centro médico presenta avances y que la problemática por el manejo de residuos, obedece a supuestas “trabas” de Coralina, la autoridad ambiental en el departamento, para la entrega de la licencia a los equipos con que cuenta el hospital para este fin.

“El tema con los residuos es que Coralina quien se encarga de este tipo de trámites no le ha dado la gana (otorgar el permiso) porque anteriormente habían dado una autorización para que la máquina que está actualmente entre en funcionamiento”, sostuvo el funcionario.

Caracol Radio consultó al ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, tras esta denuncia de la administración del hospital. El funcionario desestimó los cuestionamientos y reiteró que desde el Gobierno se ha venido trabajando con la gobernación de San Andrés para garantizar el manejo correcto de estos elementos.

No creemos que sean trabas. Coralina está exigiendo todos los estándares de la política ambiental”, sostuvo el jefe de la cartera ambiental.

En este sentido, la directora de la IPS Universitaria, Marta Cecilia Ramírez Orrego, entidad garante del contrato de los servicios de salud en el antiguo ‘Amor de Patria’, calificó como muy “extenso” el tiempo de seis meses planteado por las autoridades ambientales, para que se les sean otorgado el aval.

Ramírez Orrego explicó que por ahora, el hospital “continúa el plan de contingencia y se siguen sacando los residuos vía marítima hasta barranquilla cumpliendo con todos los protocolos”.

Frente a la próxima visita de Iván Duque, la directiva de la entidad, mencionó que se debe plantear al mandatario que, los recursos deben centralicen en una sola bolsa porque como están ahora son “insufientes”, y que se requiere un nuevo modelo de atención para la isla.

La directora de IPS descartó que la entidad se presente a una prórroga para continuar prestando sus servicios tras el vencimiento del contrato que será el próximo 12 de octubre.

Por su parte, la administración departamental de la isla, en cabeza del gobernador encargado, Alaín Enrique Manjarrés, dice que continúa trabajando en el estudio para determinar cuál es el modelo adecuado para la operación del hospital, que debería ser implementado en octubre de este año.

Cabe señalar que la Superintendencia Nacional de Salud sancionó el pasado 10 de julio con más de $390 millones a la administración departamental de San Andrés, por incumplir sus funciones de inspección y vigilancia. 

Según se explica en la Resolución 0864 del 10 de julio de 2018, el departamento “no evitó la prestación irregular de los servicios de salud a los usuarios, no veló porque se cumplieran las normas para la habilitación de prestadores y servicios que se ofrecían en el archipiélago e incumplió en sus deberes frente a una contratación con un prestador irregular”. 

En el documento se argumenta que el departamento “falló en sus funciones de inspección y vigilancia, pues permitió que la institución prestadora de servicios de salud (IPS) Sociedad Salus Global Partners GC SAS., operara sin habilitación entre el 1 de agosto de 2017 y 18 de enero de 2018”. 

La decisión de la Supersalud ratifica el panorama que había sido denunciado por Caracol Radio en marzo de este año. “La sede Salus Global Partners SAI (...) prestaba el servicio de urgencias sin contar con la habilitación correspondiente y no definió ni implementó, de manera soportada, el método de triage”.

Cargando