¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Sistema de salud colombiano

Cierre de servicios en clínica Esimed de Tunja aumenta protestas de médicos

La secretaría de salud emitió alerta amarilla por el aumento del flujo de usuarios de la EPS Medimás que no pueden atenderse por el cierre de Esimed.

Boyacá
Tunja (Colombia)

La crisis se ha generado por la des financiación de la clínica Esimed de Tunja, que la ha dejado sin suero, sin suturas, y hasta sin acetaminofén para los más de 70.000 pacientes de la EPS  Medimás en la ciudad y a 230.000 que están afiliados en Boyacá.

Allí solo pueden tener servicios ambulatorios, ya que el centro asistencial no cuenta con el stock  suficiente de medicamentos ni con el proceso de unidosis, lo que pone en grave riesgo la seguridad de los pacientes.

Los médicos, enfermeras y demás trabajadores de la clínica están preocupados porque aseguran que con el pasar de las horas, el cierre genera un grave peligro para la gente.

“Estamos solicitando a Esimed, soluciones urgentes para que sanee los puntos concretos que solicitaron las autoridades de salud para poder atender a nuestros pacientes, quienes no tienen un lugar adecuado para dar abasto en la asistencia médica. Hay que contratar, hay que planear y hay que garantizar los insumos para funcionar, nos preocupan todos nuestros pacientes, somos una clínica de atención de nivel 2, y ellos nos necesitan”, dijo el médico Fransol  Najar.

“Este llamado es para la salud en Colombia. En Tunja se han cerrado varias clínicas, por ejemplo no está funcionando completamente la clínica de los Andes, tenemos varias del departamento que han quebrado por no tener garantizado el recurso económico, el mismo que no se reintegra después de haber prestado el servicio a las EPS. Los riesgos de los centros asistenciales son muy altos en todo el país, como vamos, tendrán que cerrarse todas las clínicas y cada vez será más imposible atender la  gente, no podemos permitirlo”, explicó el profesional.

Enfermeras y demás trabajadores de la salud, exigen a las directivas de la clínica Esimed, prestadora de salud, que logre demostrarle en el menor tiempo posible a la secretaría de salud del departamento, que se solucionaron los hallazgos que llevaron al cierre, para que de esta manera la autoridad descrita pueda hacer una visita donde se evidencie el cumplimiento de los compromisos para permitir de manera inmediata reabrir los servicios suspendidos de urgencias, hospitalización, UCI, laboratorio clínico, farmacia, dento de otros.

“En estos momentos la apertura de los servicios depende única y exclusivamente de la gestión que haga la gerencia de la Clínica, para subsanar los hallazgos encontrados principalmente en el área de farmacia”, expresó el Secretario de Salud, Germán Pertúz.

Adicional a esto la clínica Esimed le debe salarios a cientos de sus trabajadores en Tunja, entre estos a los médicos especialistas, personal administrativo y hasta el personal de servicios generales.

La alerta amarilla se ha atendido a toda la red hospitalaria, la cual empieza a colapsarse por cuenta del aumento del flujo de pacientes que no pueden usar la clínica Esimed, que no está atendiendo a sus pacientes de Medimás EPS.

Por su parte la Secretaría de Salud le comunicó a la red de servicios de urgencias del departamento que debido a que se prevé un aumento en el flujo de pacientes de Medimás, tienen que atender cualquier urgencia que se presente de forma obligatoria y sin poner barreras mientras se supera la contingencia.

Por qué cerraron servicios de Esimed en Tunja

“Procedimos a cerrar los servicios hospitalarios y de urgencias de la Clínica mientras que los servicios ambulatorios, como consulta externa de las distintas especialidades médicas habilitadas por la institución, imagenología, Rayos X, electrodiagnóstico,  Laboratorio Clínico, terapias y actividades de promoción y prevención continuarán funcionando normalmente”, explicó Pertuz.

Dentro de la medida sanitaria de cierre de los servicios también se inhabilitó la Unidad de Cuidados Intensivos, servicio endoscopia de vías digestivas, salas de cirugía y de partos.

Los pacientes hospitalizados tendrán que ser remitidos a otras clínicas. “La norma es clara y, por lo tanto, la EPS debe implementar un plan de contingencia que permita la remisión inmediata de estos pacientes a la red que ellos dispongan”, mencionó el secretario.

Cargando