¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Gobierno debe darle manejo inteligente a intenciones de Tom: Analistas

Alias Tom, señalado jefe de la banda la Oficina, ha propuesto someterse a la ley de bandas criminales.

Desde la cárcel La Picota de Bogotá, Juan Carlos Mesa, alias ‘Tom’, manifestó sus intenciones de acogerse a la ley de sometimiento, aprobada por el Congreso de la República, lo cual ha sido catalogado como un paso muy importante para la paz en Medellín y el Valle de Aburrá.

Luis Fernando Quijano, director de Corpades, aseguró que el ofrecimiento de ‘Tom’, llegó en un momento clave para la capital antioqueña que estaría a punto de vivir una guerra abierta entre las bandas delincuenciales.

“Llega en buena hora, porque abre la puerta de lo que podría estar ocurriendo en Medellín y deja abierta la puerta para que la Dirección Colegiada de grupos armados del Valle de Aburrá y sus al rededores, transiten el camino del sometimiento”, dijo Quijano Moreno.

Destacó que la carta, en la que Juan Carlos Mesa propone acogerse, vaya dirigida al actual presidente Santos y al electo, Iván Duque, además al alcalde de Medellín y gobernador de Antioquia.

“Ahí hay una esperanza de algo que está viniendo con la nueva ley de sometimiento, porque Tom, aunque está inactivo, puede facilitar en el tema la Dirección Colegiada que es el 80% de todo el crimen del Valle de Aburrá y sus al rededores y él podría generar esta negociación”, dijo Quijano.

Por último el director de Corpades advierte que estas intenciones deben ser bien analizadas por las autoridades.

“La carta merece un análisis profundo, hay que esperar que sea un manejo inteligente por parte del Gobierno nacional y que también coadyuven las autoridades locales”, concluyó.

 

En eso último precisamente coincide Ariel Ávila de la fundación Paz y Reconciliación, quien asegura que es un importante avance que alias Tom se quiera someter pero para ello la justicia deberá garantizar que tras acogerse no vuelva a delinquir.

“Es un importante avance y hay que garantizar una buena política de reinserción para que no vuelva a ilegalidad.

Según Ávila, si la solicitud del máximo jefe criminal del Valle de Aburrá es acogida, el 60% de la Oficina se desmovilizaría.

“La Oficina tienen unas 300 pequeñas organizaciones criminales asociadas y operan en todo el Valle de Aburrá y en el mejor de los casos podría decirse que un 60% de la Oficina podría entrar a la ley; esta iniciativa debe verse con buena ojos pero hay que saberla hacer para no caer en errores”, dijo el analista.

Sin embargo, hay algunas bandas delincuenciales, como la que lidera alias ‘Pichi’ de Belén, que han expresado su negativa al proceso de sometimiento.

Cargando