¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En Boyacá amenazan al presidente del Comité Nal. de Dignidad Agropecuaria

Una nueva amenaza se conoce contra un líder social en el municipio de Santana. Se trata de un dirigente del gremio panelero en el departamento.

Llamadas extorsivas /

“En días pasados recibí amenazas telefónicas, donde me indicaban que un grupo armado ilegal, me estaba declarando objetivo militar si no salía de la región. Yo les dije que soy un campesino, y que no entendía el motivo de mi salida. Me dijeron que las ordenes venían de arriba”, dijo en Caracol Radio Fernando Paipilla, quien ya elevó la denuncia ante la policía nacional, al ministerio del interior, y la evaluación de riesgo se envió a la unidad nacional de protección, quien adelanta los protocolos necesarios del caso.

El líder social aseguró que “tenemos otros inconvenientes. Hay una incursión de personas desconocidas al interior de los patios de mi residencia, que es una finca en Santana (Boyacá). Información de inteligencia nos hizo saber que habían visto personas portando armas de largo alcance en cercanías a mi residencia. Nos tienen encerrados, como enjaulados en la finca con mi familia”.

Este líder gremial del sector panelero del sector de la Olla del Río Suárez, de la provincia de Ricaurte en Boyacá, le pide a las autoridades competentes que “mejoren sus protocolos para atender estas situaciones, porque nos están matando, y las autoridades siguen con los mismos plazos para los estudios de seguridad, y en esas condiciones difícilmente puede confiar en que nos protejan la vida. Debe haber celeridad apenas denunciemos y en los procesos de protección de los líderes campesinos”.

El líder comunal de 40 años, concluyó que en Colombia “tenemos una dificultad enorme para expresar lo que somos, y lo que somos es la voz de los que no dicen nada o de los que no pueden decirlo”.

Este dirigente del agro, concluyó que el país desde las regiones tiene que sentarse a hablar de desarrollo, más no de muerte: “es que tenemos que sentarnos a hablar de panela, de leche, de producción agropecuaria, y no estar pendiente de ver de dónde sale el tiro que nos mata, eso me tiene ‘emberracado’, dormimos alrededor de dos horas diarias, pendientes de que no nos pase nada”.

Cargando