¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Funcionarios venezolanos se roban recursos de programa de alimentación

Con complicidad de redes internacionales, denunciaron Ministros de Hacienda de cuatro países reunidos en Cartagena.

Los Ministros de Hacienda y Finanzas de Colombia, México y Panamá, y el subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, se reunieron en Cartagena para compartir información y planear estrategias conjuntas, para desmantelar una red de funcionarios corruptos del gobierno venezolano, y sus redes trasnacionales de apoyo, que se están robando los recursos de la alimentación, a través de los comités locales de abastecimiento y producción y sus famosas cajas CLAP.

La reunión fue liderada por el Ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas Santamaría, y el subsecretario del Tesoro de los Estados Unidos, Marshall Billingslea.

“La población venezolana está pasando hambre a expensas de la corrupción del régimen, esa es la conclusión. El hambre en Venezuela es producto del robo de recursos por parte de organizaciones criminales que están perjudicando a la población venezolana. Este es un caso de un delito trasnacional y se requiere de la coordinación y trabajo en equipo de todos los países. Se ha avanzado mucho en esas investigaciones, tenemos muchos elementos, y seguiremos avanzando en ese caso”, afirmó Cárdenas Santamaría.

El subsecretario Billingslea calificó estas acciones como “uno de los comportamientos más horrendos de los países” y afirmó que lo que hace Venezuela de no aceptar asistencia humanitaria de otros países, para poder seguir utilizando el programa CLAP “para reprimir y controlar a una población con hambre, es un crimen contra la humanidad”.

Según el subsecretario del Tesoro, funcionarios del Gobierno venezolano están explotando el programa de distribución de alimentos a través de estafas y manipulación de precios para enriquecerse, remplazando los productos que deberían ir en las cajas de alimentos por otros de menor calidad y valor nutricional, y vendiendo los alimentos que sustrajeron en el mercado negro.

“Tenemos las facturas que demuestran los sobreprecios de productos esenciales, tenemos esa evidencia y podemos documentar que el régimen está robando hasta el 70% que se debe gastar en la población. Estamos tratando de buscar la manera en que roban, y donde están esos activos ilícitos, para preservarlos y cuando haya un gobierno legítimo en Venezuela, estos fondos puedan ser devueltos al país”, insistió el funcionario norteamericano.

Según el ministro de Hacienda colombiano, el gobierno venezolano estaría pagando en el exterior hasta dos y tres veces más el precio normal que tienen los alimentos que se distribuyen en las cajas del CLAP, y esos sobrecostos terminan en los bolsillos de los funcionarios del régimen. Esto, de la mano de organizaciones delictivas trasnacionales.

“Estamos tras la pista de cómo operan esas redes, quiénes hacen parte de ellas, dónde esta esa plata, qué bancos están utilizando, y cómo devuelven esa plata a las personas del régimen o sus testaferros, para construir unos casos penales que serán puestos a consideración de la justicia en cada país”, indicó Cárdenas.

Los ministros también resaltaron otra práctica que afecta a los venezolanos, y es que las Fuerzas Armadas se roban los productos de mayor valor que contienen las cajas CLAP, para venderlas en el mercado negro.

Cárdenas reveló que hay ciudadanos colombianos involucrados en esta red de corrupción trasnacional, pero que todo hace parte de la reserva de la investigación.

Cargando