¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Denuncia

"Al Cable Aéreo se le está dando casi un manejo de tienda de barrio"

La afirmación se le escuchó al representante de la ONG Manizales en Común, Dario Arenas

Un informe de auditoría de la Contraloría General de Manizales realizada en el Cable Aéreo, prendió las alarmas de varias entidades dedicadas a la veeduría en la ciudad por las presuntas fallas e irregularidades que pueden estarse presentando en el proceso de recaudos de la entidad.

Las conclusiones del proceso indican que las acciones para corregir esta falla no han sido efectivas, al evidenciar deficiencias de control, falta de gestión para cambiar el sistema de recaudo, así como, irregularidades en la recolección, conteo y distribución de los tiquetes plásticos.

Darío Arenas, de la ONG Manizales en Común, afirmó que esto lo que representa es básicamente que se le está dando un pésimo manejo al eje económico de la operación de este sistema de transporte cuya base son las tarjetas y los tiquetes.

Lo que demuestra este informe es que a esto se le está dando casi un manejo de tienda de barrio y demasiado deficiente. Por años la gente podía entrar a través de los torniquetes con el tiquete oficial que compraban en taquilla, con tiquetes adulterados o con cualquier otro elemento”.

Aclara que esto demuestra que allí se pudieron haber perdido miles de millones de pesos y que además pudo haber dado pie para que se haya dado lo que algunos concejales han denominado como “un carrusel de tiquetes”.

Indicó que el ente de control también determinó que quienes estaban a cargo de la recepción de los tiquetes eran los mismos que realizaban los inventarios y emitían las actas por lo tanto no hay confiabilidad en los datos.

“En una revisión cuando debían aparecer alrededor de 19.000 tiquetes, aparecieron más de 23.000, es decir 4.000 de más que no se sabe de dónde salieron”.

El Cable Aéreo tiene un nuevo sistema de recaudo desde el pasado 1 de mayo a través de tarjetas inteligentes recargables que deben ser adquiridas por los usuarios a un costo de 1.800 pesos, pero esto también tiene cuestionamientos.

Según Darío Arenas, al parecer no hay información cierta que cuando se recarga la tarjeta el sistema lo reporte, que cuando ingrese una persona se reporte como sucede en el Metro o en Transmilenio. No tenemos cómo saber cuánta gente entra y cuánta plata ingresa por lo cual hay un desgreño administrativo.

“Esto puede dar, como lo ha señalado la Contraloría, a medidas fraudulentas e incluso creería uno, porque según lo señala este ente de control, que la disminución en el número de pasajeros no es real, porque ha venido disminuyendo en cerca de un millón de pasajeros, pero lo que uno podría determinar con esta situación es que no ha bajado los usuarios sino el recaudo”.

Desde Manizales en Común y la Corporación Cívica de Caldas aseguran que lo más preocupante es que todas estas informaciones se conocían de tiempo atrás, incluso desde la administración del ex ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas Giraldo, y sin embargo se demoraron cerca de tres años en implementar el sistema de tarjetas actual que no es claro si está brindando seguridad absoluta.

Otros hallazgos de la Contraloría son: ineficiente Gestión y control en el sistema de recaudo de tiquetes plásticos por valor de $42.755.500 y otro por la pérdida de tarjetas inteligentes por valor de $288.400.

El Cable Aéreo de Manizales moviliza en promedio 11.000 pasajeros al día, con una velocidad media de 3.8 m/s. Administra 2 líneas de transporte, una comunica el centro de la ciudad, con la terminal de transportes y la otra a este último punto con el municipio de Villamaría.

La respuesta del Cable Aéreo

Con relación a este informe el gerente del Cable Aéreo, Herman Loaiza Martínez, indicó que el mismo corresponde prácticamente a la vigencia 2016 – 2017 cuando se venía trabajando con el sistema de tiquetes.

“Nosotros llevamos la denuncia a la Fiscalía porque sentíamos que aquí estaban haciendo tiquetes falsos y violentando económicamente al Cable Aéreo de Manizales cuando se metían tiquetes partidos, falsos, monedas y otra cantidad de objetos”.

Aclaró que han estado prestos a que cualquier ente de control les digan qué errores han cometido en el pasado o en el presente para hacer el mejoramiento continuo en la entidad.

“Es cierto que no estamos trabajando a la perfección. En el tema de los tiquetes, nosotros tenemos unos malos, desteñidos y otros supuestamente falsos que no da para decir que se estaba haciendo un detrimento patrimonial de tanta plata”.

En cuento al control de los dineros de recaudo del pasaje aclaró: “hacemos cuatro arqueos diarios, reales y obligatorios. En la mañana, al medio día, y en la noche”.

El funcionario reconoció que faltan controles en el sistema de cámaras de seguridad porque estas se tienen en las estaciones pero no en las cabinas. “Tenemos unas cajas fuertes para guardar el dinero, los conteos se hacen con cuatro personas presenten por lo que no es fácil que se pierdan los dineros. Lo que se ha perdido es por falta de una cámaras en determinados sectores”.

Cargando