¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ANH no sacrificará un litro de agua por un barril de petróleo en Boyacá

La Agencia Nacional de Hidrocarburos negó que contrato de exploración sísmica tenga que ver con el fracking, y por ello no puede frenarse.

Desde Chiquinquirá se adelantó una audiencia pública con la presencia de miles de personas que le reclamaron al Gobierno Nacional por qué en esta zona del país se adelantará un proyecto sísmico, sin el respeto por la vocación económica de la misma, y sin la debida socialización con sus habitantes.

Y es que la empresa Geofizyka Torun de Polonia, ha hecho presencia en los últimos días en las provincias Centro, Ricaurte y Occidente de Boyacá, para adelantar un proyecto de exploración sísmica. Las comunidades de esta zona se han opuesto al proyecto incluso alterando el orden público.

Nos preocupa que se avance en este tipo de proyectos sísmicos en nuestras comunidades porque las actividades mineras y petroleras sí son una amenaza para las fuentes hídricas y para nuestros ecosistemas, mencionó el sociólogo Pedro Cortés Lombana, uno de los líderes de la comunidad.

Indicó que "es en estas provincias donde sufrimos de agua, desabastecimientos reiterados tenemos que enfrentar, y lo que más nos preocupa es que no tenemos una información concreta sobre la incursión de esta compañía en la región, y lo que tememos es que implementen fracking, una práctica nociva de exploración que incluso ha sido prohibida en varias partes del mundo”.

El gobernador de Boyacá Carlos Amaya insistió a la La Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, la suspensión del contrato de sísmica debido a que las zonas de influencia, tienen vocación agropecuaria y turística, y según el mandatario lo primero que necesitan es agua, no petróleo.

“En Audiencia Pública, dejo en claro que no rechazamos el petróleo por dogmatismo o de plano, sino porque antes de su exploración o explotación se debe tener en cuenta a la comunidad, la vocación de cada territorio (agrícolas, turísticas, ganaderas, etc) y sus recursos naturales”, sostuvo el mandatario de los boyacenses.

Por su parte el presidente de la ANH, Orlando Velandia sostuvo que "no sacrificará un litro de agua por extraer un barril de petróleo en Boyacá. Esa torpeza nos llevó a que otorgaran en varias zonas como Caño Cristales en el Meta, las licencias que posteriormente significan problemas ambientales e inconformidad de la comunidad”.

Sin embrago, Velandia explicó que no tiene la facultad legal de terminar el contrato.

“Legalmente, y usted lo sabe gobernador, yo no puedo dar por terminado ese contrato porque no soy la parte contractual. Yo le pedí a Fonade que es la que realmente quien contrató a esta firma, que me dé razones sobre si reamente se le explicó a esta comunidad este proyecto, porque tenemos los indicios de que hubo una inadecuada socialización que ha desembocado con muchos temores en la comunidad, porque no se les ha explicado nada; eso es lo que a mí me corresponde hacer: decirle a quien contrató y al contratista si realmente se hicieron los protocolos de un programa de gestión social y ambiental con los habitantes, esos escenarios si los hemos tenido en otras partes del país”.

La ANH reveló que en su mapa se establece que se han hecho en Colombia más de 200.000 Kms de sísmica, y defendió que esa es su misión, para no tener otros problemas, es decir, “garantizar la generación de los hidrocarburos que se consumen en el país para el desarrollo de varias actividades económicas”.

Por su parte Oscar Barco, el Gerente encargado para todas las asignaciones de hidrocarburos de Fonade, entidad que contrató y adjudicó por licitación la exploración sísmica a la compañía polaca en la región donde se desató la polémica, manifestó que revisarán el contrato detenidamente el próximo martes 3 de julio.

“Escuchamos los planteamientos de la acción comunal y ahora se ha convocado una reunión extraordinaria el próximo martes durante todo el día con el equipo jurídico, técnico y administrativo para revisar el contrato, sus alcances y sus avances, y las alternativas en que se puedan realizar ajustes jurídicos a ese acuerdo contractual; concertaremos las respectivas conclusiones, y se las presentaremos a nuestro contratante que en este caso es la ANH, que es el dueño de los recursos, y al término de esa reunión le diremos a su presidente, Orlando velan día, y al gobernador de Boyacá y a los alcaldes de estos municipios, cómo se desarrollará el proyecto para la tranquilad de los ciudadanos”, señaló Barco.

Mientras tanto La empresa polaca presentó demandas debido a los graves daños que presentaron sus equipos en medio de la discusión social que se ha prolongado en las últimas semanas en esta zona de Boyacá.

La comunidad espera que las autoridades tengan en cuenta las 45 ponencias presentadas en contra del proyecto sísmico. Se mantienen que la economía petrolera no será positiva para esta población, y apelan al respeto por la vocación histórica de la provincia. 

Cargando