¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Atrapan a un cocodrilo en las playas de San Andrés

Es la segunda que aparece un reptil como este en las playas de San Luis. Mide más de dos metros y se investiga cómo llegó hasta este lugar.

El director de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, CORALINA, ingeniero Durcey Stephens Lever, informó que un reptil fue hallado en playas de Tom Hooker.

El hallazgo lo hicieron técnicos y profesionales de la entidad, luego de recibir el llamado de algunos habitantes del sector y de la Policía Ambiental.

Nacor Bolaños, biólogo marino, asegura que es el segundo registro de cocodrilos que se tiene en el departamento archipiélago, se encuentran adelantando las gestiones necesarias para enviar el animal a un centro de atención de fauna silvestre en la parte continental de Colombia.

“Logramos identificar el lugar en donde estaba, llamamos la lancha de CORALINA y dimos con la captura de un pequeño cocodrilo, mide un poco más de casi dos metros, es un animal joven, esta es una especie protegida a nivel de Colombia, y a nivel de varios países del gran Caribe, es una especie que está distribuida por todo Centro América en Colombia, en la parte continental y lo tienen países como Cuba”, afirmó Nacor Bolaños.

Prensa Coralina

Con la lancha de la entidad y aplicando el protocolo diseñado por CORALINA en 2013 para casos similares, se procedió a dar captura del animal, y con el acompañamiento de Policía Nacional y Gobernación del Departamento fue trasladado a las instalaciones de Guardacostas donde fue identificado y medido. Se trata de un ejemplar cuyo nombre común es Cocodrilo americano (especie: Crocodylus acutus (Cuvier 1807)), de 2 metros de largo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (IUCN), tiene catalogada la especie como Vulnerable.

Reside usualmente en las zonas tropicales y subtropicales, su hábitat comprende ríos, lagos, pantanos de agua fresca o salobre y agua salada.

Por tanto, para poder establecer su procedencia se requieren adelantar algunos estudios científicos, por lo cual CORALINA ya inicio acercamientos con otras autoridades ambientales en el país.

Este caso es el segundo caso comprobado de presencia de C. acutus (el primero sucedió en 2012) en el territorio insular, por lo cual se solicita a toda la comunidad, en especial a los habitantes del sector de Tom Hooker y aledaños, guardar la calma, estar atentos a la posible presencia de reptiles en las playas o en el mar y, en caso de observar algo anormal, abstenerse de tener contacto con el animal o de ingresar al agua e informar de manera inmediata a las autoridades (Policía Nacional, Guardacostas, CORALINA, Gobernación del Departamento o Bomberos), en caso de detectar otro animal.

Le puede interesar: Por sus propios medios, el caimán Coco regresó a su sitio natural en Puerto Berrío

Cargando