¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

suspensión de funcionarios públicos

Vuelven a sus cargos los alcaldes de Moniquirá y Togüí, Boyacá

La Procuraduría los había suspendido por presuntamente haber incurrido en falta disciplinaria.

La procuraduría Provincial de Tunja levantó la suspensión provisional a los alcaldes de Moniquirá, Ancisar Parra, y de Togüí Germán Sánchez, quienes habían sido sancionados con esta medida por 3 meses, por presunta participación indebida en política, y mientras que finalizaban las elecciones presidenciales.

En un video revelado por la Fundación Paz y Reconciliación, quedó registrado el momento en el que los alcaldes de Moniquirá (Boyacá), Ancizar Parra y el de Togüí (Boyacá), Alfonso Sánchez Saavedra, aparentemente habrían participado en proselitismo político al acompañar el cierre de campaña del candidato del Centro Democrático Iván Duque, antes de las votaciones para primera vuelta presidencial.

En el aeropuerto de Barbosa (Santander) quedaron registrados los dos mandatarios, junto al candidato presidencial, quien cerró campaña el 16 de mayo en Boyacá.

Por esta denuncia la Procuraduría General de la Nación le abrió indagación preliminar a los mandatarios.

El ministerio público, en el marco de las actuaciones disciplinarias, suspendió por tres meses el mandatario de Moniquirá mientras avanza con la investigación formal del caso, para determinar si en efecto el acalde parra incurrió o no en faltas disciplinarias.

Por su parte El alcalde de Togüí, también fue suspendido por tres meses desde el 27 de mayo del año en curso por la misma presunta participación en política.

Pese a que se levantó la suspensión, los mandatarios siguen vinculados al proceso.

Y es que según el Código Único Disciplinario, que se utiliza para determinar las actuaciones de los funcionarios, la participación indebida en política es considerada una falta gravísima. Además, según la norma, el cargo no puede ser usado para favorecer candidatos, ni para presionar a los subalternos para que voten por ellos.

Los funcionarios públicos que cometan este tipo de faltas, incluso podrían terminar siendo destituidos e inhabilitados para ejercer cargos públicos por 10 años.

Cargando