¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se nos está llenando el vaso con las mal llamadas vías alternas: ATC

Desde hace más de un mes está cerrado el paso a la costa Atlántica y nadie responde por los sobrecostos generados a los transportadores.

La vía de Medellín a la costa Atlántica lleva más de un mes cerrada en el tramo Yarumal – Caucasia, como medida preventiva por las fallas desde Hidroituango, y los transportadores de carga han tenido que asumir las consecuencias debido a los incrementos en costos de operación y las extensas rutas alternas para hacer ese trayecto.

Felipe Muñoz Monroy, director de gestión gremial de la Asociación de Transportadores de Carga, ATC, explicó que el transporte no ha parado porque los conductores han optado por tomar las vías alternas, que en este caso son el magdalena medio y la subregión de Urabá.

Sin embargo, el dirigente gremial admitió que ambas vías son casi intransitables porque son angostas y porque en la de Urabá se observa erosión del mar sobre la carretera, en comprensión municipal de Arboletes.

Añadió el señor Monroy que el problema es aún mayor porque los generadores de la carga no están asumiendo el incremento de los costos.

“Tenemos muchos problemas por las mal llamadas vías alternas y no nos están reconociendo el sobrecosto que representan estas vías y los transportadores seguimos manteniendo en movimiento la economía del centro del país con la costa norte”, aseguró Monroy.

Explicó que se trata de una situación de orden nacional y ni el Invías y tampoco las concesiones responden por lo que les corresponde, por lo que advirtió que el mal estado de las vías nacionales está generando alertas tempranas y en cualquier momento desde la ATC tomarán medidas severas.

“Para el sector desde el Gobierno nacional deben tomarse medidas porque se nos está llenando la copa”, concluyó Monroy.

Cargando