¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

cárceles de Bogotá

Falta de recursos en las cárceles de Bogotá

Desde el concejo de la ciudad afirman que cada 17 reclusos viven con los recursos de 10.

Carcel la Picota. /

La denuncia la hizo el concejal Germán García, quien afirmó que en tres cárceles, Bogotá tiene aproximadamente 16.000 reclusos de los cuales 6.000 están recluidos sin condena y su sostenimiento le corresponde al Distrito, Esto significa, que con el dinero para 10.000 personas, se deben sostener 16.000.

“No solo hay un problema de hacinamiento en las cárceles de Colombia y Bogotá, sino que también hay un problema de falta de dinero para que a estas personas se les puedan garantizar sus derechos  fundamentales.”

El cabildante afirmó que esto afecta varios aspectos de la vida de los reclusos: “En el derecho a la salud, en las condiciones crecientes de hacinamiento, en las precarias condiciones de infraestructura, los baños, los dormitorios; con los escenarios deportivos. En general con todos los escenarios de socialización para estas personas.”

Todos los reclusos de Bogotá cuentan con sólo 6 abogados, 3 en la Picota, 2 en la Modelo y 1 en el Buen Pastor. Esto represa el trámite judicial, aumentando el hacinamiento derivado de los retrasos en trámites judiciales.

Para atender a todos los reclusos de Bogotá hay una única ambulancia no medicalizada, que debe responder por traslados  hospitalarios, atención de urgencias y por toda situación crítica que se presente entre los 16.000 internos y 1.300 funcionarios carcelarios.

En las visitas, especialmente las dominicales, se logran concentrar cerca de 15.000  personas en La Picota, 9.000 en La Modelo y 4.000 en El Buen Pastor. Estas aglomeraciones no son vigiladas ni controladas por ningún organismo de riesgos.

Según información del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), anualmente cada recluso cuesta en promedio $18 millones que multiplicado por 6.000 de estas personas, son unos $108.000 millones que se dejan de suministrar a las cárceles de Bogotá.

Cargando