¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Delimitación del Páramo de Pisba

Campesinos de Boyacá serán clave para aprobación de la Ley de Páramos

En la discusión sobre la delimitación del Páramo de Pisba, el Gobierno unió a los campesinos para sustentarle al Congreso la urgencia del proyecto.

El ministro de Medioambiente, Luis Gilberto Murillo, llegó a Socha Boyacá para establecer diálogos con las comunidades de 13 municipios de Boyacá y uno de Cundinamarca que sentirán el impacto del proyecto de la delimitación del Páramo de Pisba que piensa formalizarse en los próximos meses.

Esto dicen los campesinos, mineros y agricultores a quienes les tocaría la delimitación:

“Hablo en representación de las mujeres campesinas quienes no tenemos oportunidades de empleo pero si de actividades agropecuarias o artesanales del producto de la lana que sacamos de las ovejas que cuidamos en esa zona que llaman páramo, y somos nosotros los campesinos los que hemos venido protegiendo nuestros propios recursos hídricos, el oxígeno de este lugar, y nos preguntamos cuál es esa responsabilidad que tiene el gobierno con los que vivimos en esos páramos, porque somos nosotros los que estamos pretendiendo ese Páramo. Nosotros hemos sido conscientes y no nos hemos expandido, sólo cultivamos lo que un documento o una escritura nos dice que somos dueños”, explicó María Eugenia Castro, una campesina de Socotá.

Fabio Cáceres, un campesino de Gámeza mencionó que “exigimos que frenen las medidas arbitrarias contra el campesino y el pequeño minero. Enséñennos a trabajar mejor para proteger todos nuestros recursos hídricos, más no ejerzan medidas agresivas contra nuestra cultura y nuestra economía. Queremos seguir concertando y no que se nos genere un problema social”.

Por su parte, Néstor Rojas, un pequeño agricultor expresó que “los municipios que conformamos el complejo de Páramo estamos en la zozobra porque no sabemos qué va a pasar con nuestros predios que tenemos en esa zona, con nuestros caminos, ¿nos los van a mejorar para transitar dignamente?. Delimitemos, pero no nos desplacen, no nos acosen ni persigan, delimitemos pero para cuidarlo mejor, porque podemos convivir, estamos seguros con nuestros recursos naturales, el Páramo ya está acostumbrado a nosotros como nosotros a él”.

Ante la preocupación por supuestas expropiaciones que vendrían en medio de la delimitación, el ministro Murillo fue enfático en darle un parte de tranquilidad en este aspecto a las comunidades: “no es cierto que vayamos a expropiar para proteger el Páramo, eso jamás va a pasar, porque respetaremos el área que tiene que conservarse, pero más aún, la propiedad privada y la libertad de la gente, eso es fundamental”.

El alto funcionario también aseguró que se trata de un proceso para conservar los activos naturales más no para que las delimitaciones de páramos generen conflictos... por eso se espera que el congreso responda positivamente a la ley de páramos para que sea más flexible con las comunidades que han basado su sustento en estas tierras, sin afectar los ecosistemas, y siento una transformación productiva justa y sin afán.

“Este gobierno considera que la conservación de los activos culturales es un hecho cultural, de ambiente y comunidad que tienen que ir de la mano de la equidad. La conservación de los páramos tiene que hacerse con las comunidades”, sostuvo el ministro Murillo.

Una mesa técnico jurídica de campesinos boyacenses definirá la estrategia para que ese proyecto de ley que está en trámite en el congreso Permita una salida diferencial a la delimitación del Páramo de Pisba y otras delimitaciones en el país, y que permita también garantizar fuentes de financiación para la transición que harán las comunidades.

“Unas propuestas muy concretas que le vamos a presentar al congreso de la republica a la comisión quinta para que sean incorporadas en el proyecto de ley que ya va a pasar a tercer debate en la comisión quinta y esperamos sea aprobado en esta legislatura, algo que nos daría salidas para evitar un conflicto con la ejecución del proyecto de delimitación de páramos”, indicó el ministro.

La próxima semana la cita será en el Congreso de la República donde se expondrá las razones de las comunidades para que la ley de páramos los proteja y tenga una mayor humanidad en su aplicación.

Lo que busca el proyecto de ley de Páramos

La iniciativa, que se viene trabajando desde hace aproximadamente dos años, está compuesta por 32 artículos orientados a construir las bases de una política pública en materia de conservación de los ecosistemas de páramo y alta montaña, entendiendo la integralidad de estos y su importancia por los servicios ecosistémicos que prestan.

Con esta iniciativa se pretende que la construcción de los programas y proyectos relacionados con la sustitución y reconversión de las actividades prohibidas en los páramos se realice con la participación activa de la comunidad paramuna, con criterios de enfoque diferencial, transitorio, progresivo y generacional. Las fuentes de financiación serán, entre otros, los Pagos por Servicios Ambientales, las líneas especiales de crédito y la asistencia técnica y acompañamiento del sector de agrícola, como la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), la Agencia Nacional de Desarrollo Rural (ADR), la Agencia Nacional de Tierras (ANT) y las autoridades ambientales regionales.

“En este sentido las comunidades contarán con el tiempo y los medios para adaptarse a esta nueva realidad, para lo cual se deberán tener en cuenta los resultados de la caracterización de los habitantes del páramo y así lograr una transición gradual y diferenciada por tipo de actor”, explicó César Rey, director de Bosques, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos del Ministerio de Ambiente.

Las actividades agrícolas de bajo impacto y ambientalmente sostenibles se deberán ceñir a los lineamientos que para el efecto establezcan los ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural y Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Otros de los temas incluidos en el articulado del proyecto, tienen que ver con las condiciones para la delimitación, fuentes de financiación y mecanismos de monitoreo, evaluación, vigilancia y control que serán desarrollados por los habitantes tradicionales, presentes en estos ecosistemas estratégicos y quiénes podrán convertirse en gestores de páramos.

Se propone además que los predios que se encuentran al interior de los páramos tengan incorporado el valor de las áreas conservadas y de los servicios ecosistémicos como parte de su avalúo catastral, con una metodología de valoración realizada por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi y la cartera ambiental.

De acuerdo con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, este proyecto de ley se convierte en una herramienta útil para avanzar en la protección de los páramos y acude a un enfoque socio- ecosistémico e integral que contempla, tanto la información técnica de la definición y delimitación de estos ecosistemas, como la inclusión y participación de las comunidades paramunas.

Cargando