¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“Ha sido tortuoso”: Abogado en el caso de la tragedia de Fundación

Hace cuatro años que 33 niños y una mujer adulta perdieron la vida en un bus incinerado en plena vía pública.

Este es uno de lo monumentos con los que se recuerda a las víctimas en Fundación, Magdalena. Gobernación de Magdalena.

El 18 de mayo del año 2014, a las 11:50 de la mañana, el municipio de Fundación se estremeció cuando un bus que movilizada a decenas de niños terminó incinerado y apagó para siempre la vida de 33 de ellos.

Los menores de edad regresaban a sus hogares luego de participar de una celebración religiosa y en medio de una cadena de errores se convirtieron en las víctimas de un hecho que conmocionó al mundo entero y que cuatro años después sigue siendo un capitulo inconcluso para las familias enlutadas.

En el 2016, dos años después de la tragedia, los padres de los niños fallecidos se unieron para interponer una demanda contra la Nación a través del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, loa cual aún no ha sido resuelta.

En la acción judicial los padres manifiestan que la Nación debe repararlos económicamente porque en ese caso existió una falla de control de las autoridades municipales y departamentales, así como el Ministerio de Transporte, al bus que transportaba a los menores de edad, el cual se movilizaba por las vías con evidentes fallas técnicas y mecánicas.

A su vez, la tragedia de Fundación ha generado un proceso judicial en contra de Jaime Gutiérrez Ospino, conductor del bus, y Manuel Salvador Ibarra, líder de Iglesia Pentecostal Unida de Colombia, quienes son acusados de ser los primeros responsables de esas muertes.

Mauricio Ramírez, abogado defensor de estas dos personas, afirma que en este caso se ha demostrado una vez más lo lenta y confusa que casi siempre es la justicia colombiana y que el proceso ha marcado su vida profesional para siempre.

“Ha sido un caso tortuoso, son cuatro años en el tema jurídico en el que nos encontramos todavía esperando un juicio oral luego que un juez declarara nulidad en el preacuerdo con la Fiscalía y ha sido un caso bastante difícil”, dijo Mauricio Ramírez.

El abogado Ramírez indica que en el mes de julio de 2018 se llevará a cabo un juicio oral con el que por fin se espera resolver el proceso que en estos momentos tiene en libertad condicional a los acusados y en el que está solicitando la exoneración del líder espiritual, que además perdió a su hija menor en ese hecho, y la determinación de una condena menor para el conductor que está judicializado por homicidio doloso, y según su defensor debe ser señalado por una acción culposa, es decir, involuntaria.

 

 

Cargando