Denuncian desplazamiento ambiental en la Ciénaga Grande

Los pobladores de Trojas de Cataca han sido desplazados por el daño ambiental en el río Aracataca

Caracol Radio

La Ciénaga Grande de Santa Marta y el Parque Salamanca reciben todo tipo de presiones que ponen en peligro este frágil ecosistema. Desde quienes en sus fincas intentan desviar quebradas, desecar cuerpos de agua, hasta depredadores del mangle y quienes instalan plantas para procesar plomo.

Por esos casos se han detenido y procesado 27 personas en el área del ecosistema.

Según la bióloga de la Universidad del Magdalena, Sandra Vilardy, en el caso del río Aracataca uno de los que nutren a la Ciénaga,” el agua ha sido secuestrada por los particulares, lo que ha ocasionado que salgan muchas familias”. La investigadora recordó que esa zona vivió un desplazamiento por la violencia de grupos ilegales; pero asegura que “la falta de agua ha logrado lo que la violencia no hizo, y ha sido desplazar a estas familias”. En ese sitio quedan solamente 25 familias.

Por su parte, el Ministerio de ambiente anunció medidas prioritarias para proteger los ríos que aportan agua a la ciénaga y control a actividades como cultivos de arroz que están afectado el equilibrio.

Caracol Radio, conoció que para este 10 de mayo se espera el fallo de un caso de los propietarios de la finca El Rabón que realizaron construcciones afectando el caño El Condazo con grave impacto ambiental.

Para los expertos, se requieren medidas urgentes ante la crisis que afronta un ecosistema de 560 mil hectáreas del que dependen cientos de especies y 40 mil pobladores del caribe.