¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MORDEDURA

Una serpiente coral mordió a un niño de siete años

Este caso ocurrió en el municipio de Piedecuesta, donde el menor agarró la serpiente para que sus amiguitos no la mataran a pedradas.

El niño, se encontraba jugando con sus compañeritos cuando apareció la coral rabo de ají.
El ofidio fue interceptado por los mejores que trataron de matarla golpeándola con piedras y garrote, pero el niño de siete años, trató  de evitar  que la mataran y la atrapó y en ese proceso fue mordido en una de sus manos.
El niño no comentó esta situación en su hogar, solo una hora mas tarde cuando empezó a ponerse enfermo,  uno de sus hermanitos le narró a su madre lo que había ocurrido.

De inmediato le mostró a su madre la serpiente que había mordido a su hermano, la cual estaba en un frasco guardada.

El menor se encuentra en delicado estado de salud en la Unidad de Cuidados Intensivo Pediátricos de la Clínica San Luis de Bucaramanga.

Christian Ordóñez, Director Médico de la Clínica San Luis, explico que el menor está con apoyo de ventilación mecánica y su condición es estable y hay que esperar cómo evoluciona con el trascurrir de las horas.
La serpiente coral al parecer venia huyendo de las lluvias y buscaba refugio en una vivienda del municipio de Piedecuesta, al lugar donde ocurrieron los hechos.

Cargando