¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EMERGENCIAS

Tres muertos provocan aludes en la carretera a Cúcuta

Hay siete deslizamientos y es incierta la fecha en que pueda abrirse el paso hacia la frontera con Venezuela.

No puede ser más desolador el panorama en la carretera Bucaramanga Cúcuta por cuenta de siete deslizamientos de tierra que cayeron entre los kilómetros 22 y 45, por cuenta de las lluvias y la fragilidad de las montañas de la cordillera oriental, en los primeros kilómetros saliendo de la capital de Santander, en el ascenso hacia las regiones conocidas como la Corcova y el Picacho, antes del páramo de Berlín.

El comando de la Policía Metropolitana de Bucaramanga reportó el hallazgo de los cuerpos de Nelson Camacho, un hombre de 40 años y Jefferson Gutiérrez. Los organismos de socorro encontraron restos del cuerpo de una mujer sin identificar en un sector de Floridablanca, varios kilómetros abajo del sitio donde se produjo el alud de mayor volumen. También se reporta como desaparecido un hombre llamado Diego Amorocho de 40 años, obrero de la concesión Autovía Bucaramanga Pamplona.

Es incierto el momento en que se pueda reabrir la carretera informó el general Manuel Vásquez Prada. La maquinaria que remueve el material caído desde la montaña no ha podido trabajar con gran intensidad debido a que persisten las lluvias. El Ideam advierte que seguirá lloviendo hasta junio en la región andina colombiana. Ante la magnitud de los efectos, el gobernador Didier Tavera convocó a los directores de los comités de gestión del riesgo del área metropolitana de Bucaramanga.

El alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, quien estuvo en el área de los deslizamientos, en la Corcova, relató que fueron rescatadas 38 personas cuyos carros habían quedado atrapados entre los derrumbes. En esta labor, resultó fundamental el trabajo de los policías y de las mujeres de la institución que atendieron a varios niños.

De momento, la única opción para llegar a Norte de Santander es tomar la vía por la región de Ocaña, lo que demora entre 3 y 4 horas más el recorrido hacia Cúcuta por una carretera que también es vulnerable.

La Empresa Electrificadora de Santander reportó que luego de 36 horas de la caída del lodo ya se normalizó el servicio de energía para 3 mil usuarios localizados en las veredas de Floridablanca, afectadas por la emergencia.

 

 

 

Cargando