¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Viaje al corazón del caribe

Parque Isla Salamanca: un aeropuerto internacional para las aves

El parque está cerrado para evitar daños incendios provocados por cazadores de especies

El canto de las aves, pareciera un lamento triste por esos días grises cuando llegan desalmados a quemar el mangle, refugio de 200 especies, unas que habitan, otras que llegan a descansar y tomar fuerza en su vuelo entre el norte y sur del continente.

Patricia Saldaña, tiene 20 años de su vida, entre caños y manglares. Ella sabe la importancia del parque y dice que del equilibrio del ecosistema dependen estas especies que encuentran alimento y sitio para el descanso.

Son 56.200 hectáreas en un laberinto verde y exuberante a los ojos, con playones, ciénagas, bosques de manglar. Hoy está cerrado de manera indefinida ante las quemas provocadas por cazadores que se escoden en la espesura arrasando sin piedad el manglar.

Esa no es el único peligro. La pesca ilegal también es un riesgo. Por ello, hay una tarea permanente de vigilancia de la Armada Nacional como dice el comandante de guardacostas de Barranquilla, capitán Manuel Higuera: “el año pasado se incautaron cuatro toneladas de almejas producto de la pesca ilegal”

El Parque Salamanca además amortigua las inundaciones que podría provocar el río Magdalena en poblaciones vecinas. Así lo explica Patricia Saldaña de Parques nacionales, quien explica que gracias al equilibrio en el flujo de aguas se evita inundaciones en Barranquilla y municipios aledaños.

Del complejo lagunar del Parque Salamanca y el santuario de la Ciénaga Grande dependen 40 mil pobladores, hijos del agua para quienes es vital mantener el equilibrio para que se siga escuchando el canto de las aves y a los juglares del río.

Cargando