¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El personal de Cerro Matoso labora en condiciones favorables para la salud

La IPS de Cerro Matoso, Fundación Panzenú, atiende alrededor de diez mil personas del área de influencia en el Alto San Jorge.

“Los trabajadores de Cerro Matoso están laborando en condiciones óptimas y no hay circunstancias que pongan en riesgo su salud. En las áreas donde existen riesgos potenciales, se tienen todas las medidas de control necesarias para la salud de las personas. Desde la salud ocupacional y las evaluaciones médicas periódicas, podemos dar fe de esa realidad”, afirma el Gerente de la Fundación Panzenú, Jorge Ospina.

El médico cirujano, especialista en temas de salud pública y experto en gerencia hospitalaria, señala que la empresa tiene programas constantes, serios y eficientes para prevenir y hacer seguimiento de cualquier riesgo. Se cuenta con todos los servicios de salud y acciones preventivas, para evitar las enfermedades que son prevenibles.

Cerro Matoso tiene una obsesión genuina y transparente por estos temas de salud; vela por la buena salud – no solo de sus trabajadores y familias, sino que también atendemos con la misma calidad a los habitantes de las comunidades vecinas a la operación”, precisa el médico Ospina.

Explica el profesional que su entidad tiene tres focos de gestión en los que adelanta todos los procesos para lograr la efectividad de su misión: gestión de la enfermedad, gestión del riesgo y gestión de la salud o promoción de la misma.

“Nuestros objetivos son: recuperar prontamente a quienes están enfermos; atacar los riesgos de salud por determinantes modificables en hábitos de vida o comportamientos culturales y adelantar estrategias de prevención con la población que está sana. Nuestro equipo multidisciplinario de 69 personas conectado en una red integral, trabaja todos los días en el marco de un sistema de gestión muy sólido, muy robusto, que cumple con acciones saludables para todas las personas”, señala el doctor Jorge Ospina.

Apunta el Gerente de la Fundación Panzenú que hay una alianza permanente con los líderes responsables del medio ambiente de la empresa y su entidad. “Cerro Matoso cumple a cabalidad con las normas exigidas por el gobierno, la gestión ambiental y de higiene ocupacional es un ejemplo para el país por sus métodos y eficiencia. Los indicadores de contaminación o de calidad del aire en la zona de operación en el Alto San Jorge no solo están por debajo de los permitidos por el gobierno, sino que se ubican en los parámetros que se proyectan para el año 2030”.

Se refiere el médico Ospina al informe que presentó recientemente el Departamento Nacional de Planeación sobre la evaluación de la Política de calidad del aire en el país que reveló que el 76% de los 78 municipios con sistema de vigilancia alcanzan niveles perjudiciales para la salud al tiempo que evidenció que la mayor contaminación proviene del parque automotor que transita en el país.

La medición revelada está centrada en la más reciente normativa de noviembre 1 de 2017 mediante la Resolución 2254 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que fija en nivel máximo permisible en 50 microgramos por metro cúbico —μg/m3— para partículas hasta de 10 micras o PM10. La orden ejecutiva ordena que para 2030 el nivel de calidad del aire como PM10, esté en todo el país por debajo de 30 µg/m3. En los tres municipios de la región, estamos por debajo de 27 μg/m3. (27 en Montelíbano y 24 en Puerto Libertador y San José de Uré).

Y más contundente aún, que los resultados en la medición de partículas hasta de 2,5 micras o PM2.5, los tres municipios están en valores iguales o menores a 10 μg/m3, que es la meta y objetivos de largo plazo definida por la Organización Mundial de la Salud – OMS, y que en la norma colombiana es de 25 μg/m3.

“Los estudios externos evidencian que la calidad del aire de la zona de los municipios de Montelíbano, San José de Uré y Puerto Libertador están mejores que en ciudades como Bogotá, Medellín o Cali de acuerdo a lo establecido en la última norma emitida por el gobierno de Colombia. No debemos tener ningún temor frente a esta condición ambiental”, comenta el doctor Ospina.

Añade que “soy testigo de las mediciones de la calidad del agua y del aire; en esta región tenemos ecosistemas sanos y mejores que en muchas ciudades del país y por lo tanto, el riesgo de salud es bajo, las enfermedades que se reportan aquí son las mismas que se registran en toda la región Caribe”.

La Líder de Promoción y Prevención de la Fundación Panzenú, Miryam Manotas, señala además, que “la Promoción y la Prevención son la esencia de la IPS. “Nuestros pacientes reciben una atención en niveles de control muy por encima de otras instituciones”.

Cargando