¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Viaje al corazón del caribe

La ecoexpedición llega a los pueblos palafitos del Magdalena

Pescadores reclaman medidas para proteger la Ciénaga Grande de Santa Marta

Llegamos a Nueva Venecia, un pueblo palafito que sufrió la violencia paramilitar y donde ahora habitan unas tres mil personas, en 400 casas de madera pintadas de colores, levantadas sobre troncos en las tranquilas aguas.

El mangle es el guardián verde del equilibro del frágil ecosistema. En medio del espejo de agua de la Ciénaga Grande, con el vuelo pausado de las garzas y con el aleteo de los patos.

Con la llegada de la ecoexpedición, los pobladores de Nueva Venecia hacen un llamado para que se realicen los trabajos por parte de las autoridades ambientales que garanticen el flujo de agua que evite la mortandad de peces. Cesar Osorio uno de los pobladores, dice que hace unas semanas se presentó la muerte de especies por la falta de oxígeno.

Y es que estos humildes pescadores que salen desde el amanecer en frágiles embarcaciones, dicen que cada vez es más difícil arrebatarle a la ciénaga peces grandes.

Según el relato de los pobladores, los ríos que alimentan la Ciénaga Grande, han perdido su caudal, en especial por la explotación agrícola que hace un mal uso del recurso.

Aunque el noventa por ciento de la población de Nueva Venecia se dedica a la pesca, ahora exploran la oportunidad de recibir turistas que llegan en lanchas para conocer la historia y la forma de vivir de estas poblaciones.

Cargando