¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CONFLICTO

Gobernador de Risaralda asegura que los indígenas siguen sin devolver armas

Se trata de las armas que le despojaron a los 18 policías que tuvieron retenidos en la pasada minga indígena.

El gobernador de Risaralda Sigfredo Salazar Osorio denunció que las comunidades indígenas que habitan la zona de frontera entre Risaralda y Chocó aún no han devuelto las armas que les despojaron a los 18 policías que tuvieron retenidos durante 24 horas, en el desarrollo de la minga indígena en octubre del año pasado.

El mandatario risaraldense argumentó que ese problema no ha quedado subsanado y que por esta razón no se están sentando con las comunidades indígenas a tratar temas anexos de inversiones sociales en las comunidades, ya que no han devuelto el total de las armas y agregó que están agendando para que en unas semanas se puedan sentar a conversar con líderes de esas comunidades y lograr la recuperación del armamento.

Osorio Salazar indicó que pese a las diferencias con los indígenas la administración departamental no ha dejado de hacer inversiones sociales en beneficio de las comunidades, ya que son quienes más las necesitan.

El gobernador resaltó que dentro de las conversaciones con los líderes indígenas, además del tema de las armas también van a tocar temas como el de las muertes de niños por falta de atención hospitalaria y otras dificultades en materia de seguridad en los territorios que dividen a Risaralda con Chocó.

Por último el mandatario de los risaraldenses recordó que desde 2016 vienen trabajando en una mesa dónde han abordado temas anexos de inversiones sociales en favor de esas comunidades y que es precisamente esta mesa en la que no se están sentando a negociar debido a las dificultades con el tema de las armas, pero que el resto de inversiones si las están realizando.

Recordemos que tras cumplirse tres días de la pasada minga indígena los manifestantes decidieron retener a 18 policías que acompañaban una caravana en el sector de Bacorí, zona rural de Pueblo Rico en Risaralda.

A los uniformados los liberaron 24 horas después tras la intervención de una comisión humanitaria liderada por integrantes del ministerio público y otras entidades risaraldenses.

Cargando