¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los documentos que buscan investigadores españoles en Barranquilla

El juez y la fiscal del caso Lezo buscan determinar si politicos españoles escondieron grandes sumas de dinero en Colombia

Momentos en que investigadores salían de Triple A /

El juez Manuel García Castellón y la fiscal Anticorrupción Ana María Cuenca salieron en camionetas blindadas de la sede administrativa de Triple A en el norte de Barranquilla, una de ellas conducida por un agente del CTI de la Fiscalía. Caracol Radio conoció que los españoles se vieron interesados en documentos de la concesión de Triple A y cómo Inassa se constituyó como socio operador con la mayor participación accionaria de la empresa barranquillera.

Lo anterior para recaudar material probatorio en contra del ex presidente de la comunidad de Madrid, Ignacio González, señalado junto a una docena de personas más de desviar millonarios fondos públicos para financiar políticos del Partido Popular de ese país.

En horas de la tarde los investigadores adelantaron una diligencia judicial en compañía de la Fiscalía General de la Nación en el tercer piso de la Alcaldía de Barranquilla, en donde fueron atendidos por el equipo jurídico de la Alcaldía de Barranquilla liderada por la secretaria General, Ana María Aljure, con quien indagaron el contrato de concesión y la descapitalización de la ciudad en Triple A al pasar del 85% al 14.5% de acciones.

¿Cómo perdió Barranquilla acciones de la empresa considerada la "Joya de la Corona"?

Cuando nace Triple A, el 6 de junio de 1.991 durante la administración de Miguel Bolívar Acuña, se constituyó con una composición accionaria del 85% por parte del Distrito, el porcentaje restante quedó en manos de privados.

En 1996, Triple A emite acciones tipo C para permitir el ingreso de más socios, para lo cual se reformaron los estatutos de la empresa pasando, en opinión de expertos, por encima del Concejo Distrital, ya que a través del Acuerdo Municipal 023 quedó fijado como mínimo el 85% correspondiente a capital público. En septiembre de ese año, la Junta Directiva de la empresa le entregó el 43.31% de las acciones a Inassa, la cual como lo informó Caracol Radio se constituyó con solo un millón de pesos.

En el año 2.000 la empresa Inassa pasa a quedar por completo en manos de sus socios colombianos que le compraron la participación accionaria a Aguas de Barcelona, paso previo a la venta de Inassa a Canal de Isabel II, una operación investigada por autoridades españolas ya que se habría realizado por un precio muy por encima del verdadero.

Para los expertos conocedores de la historia de la Triple A, la “jugada maestra” de Inassa se dio en 2006. Ese año se realizó la Asamblea de accionistas No. 33 en la que se aprobó una capitalización de Triple A que aprovechada por Inassa para voltear el tablero de la composición accionaria a su favor. La filial de Canal de Isabel II se quedó con el 82.2% de las acciones y el Distrito, con el 14.5%, tal como hoy está fijada.

Cargando