¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#EleccionesColombiaFiscalía verifica denuncias por interrupciones en mecanismos de participación en votaciones en el exterior

UniCartagena logró usar residuos del camarón para limpiar agua contaminada

Con el exoesqueleto del camarón se pueden hacer bioabsorbentes que son partículas que atrapan contaminantes de las aguas

La Universidad de Cartagena, impulsa un proyecto de investigación para el aprovechamiento de los residuos del camarón.

Ángel González Delgado, profesor de ingeniería química de la Unicartagena, y líder de esta iniciativa, explica que la importancia de estos residuos se surte en la extracción de productos de valor agregado.

Es decir, la investigación que dirige la Universidad de Cartagena, con el apoyo de Colciencias, el Sena, y la Cámara de Comercio de Cartagena, es fundamental para generar materia prima de la industria alimenticia, farmacéutica, cosmética y química.

“Es importante estudiar el exoesqueleto de camarón porque tiene un potencial de generar productos de valor agregado; es un residuo que a nosotros nos lo regalan, no tiene ningún valor, pero podemos obtener un producto comercial que está por el orden de 35 mil dólares la tonelada. Entonces, si se ve la diferencia entre materia prima y producto final, vale la pena hacer investigación en esto. Obviamente lleva muchos pasos: hay que probar distintos solventes, temperaturas, presiones. Toda la parte investigativa y experimental, pero ahí radica la importancia”, señaló el docente.

Entre otros usos, el profesor González advierte que este tratamiento de residuos puede utilizarse para la remoción de hidrocarburos de las aguas costeras de las bahías de la Heroica y el país, debido a que el exoesqueleto del camarón es fuente de bio absorbentes modificados con nanopartíoculas.

“Se pueden hacer bioadsobrbentes que son partículas que atrapan contaminantes de las aguas, entonces se podría hacer un tratamiento de aguas con los bioadsorbentes obtenidos del quitosano, que a su vez es obtenido del exoesqueleto de camarón. El beneficio ambiental es doble: aprovechamos un residuo y se trata el agua”, dijo.

Este proyecto de investigación, se está trabajando hace un año. Está financiado por Colciencias, tiene una duración de dos años, y fue ganador de la convocatoria de ‘Ciencias del Mar’ de Colciencias de 2016.

El profesor y doctor en ingeniería química, Ángel González, dice que están en la primera de dos transferencias tecnológicas.

“También se vio la necesidad de hacer una transferencia tecnológica e incorporar y aliarnos con el Sena para poder llevar esto desde la parte netamente investigativa a hacer evaluaciones que nos permitan ver la factibilidad comercial y el desempeño ambiental de las tecnologías seleccionadas”, señalo el profesor González

57.000 toneladas al año de exoesqueleto de camarón producen 12.152 toneladas al año de quitosano, y cada kilogramo de quitosano tiene un valor de 35 dólares.

Ana Vargas, representante de la empresa Océanos, productora y exportadora de camarón, ve la necesidad de un proyecto como el que impulsa la Universidad de Cartagena, y el impacto que tiene en la escala industrial y económica.

“Son importantes para el sector industrial estas proyecciones. Para nosotros es un residuo que no tiene ningún uso, por eso es mucho más importante que se le haya dado esa dimensión al exoesqueleto de camarón a nivel comercial, investigativo y ambiental, porque eso facilita muchos procesos que pueden revertirse para mejorar la economía del sector”, ha dicho Ana Vargas, cuya empresa tiene más de 30 años en el cultivo y exportación de este marisco.

Vargas ha resaltado que pese a que el exoesqueleto no tiene un valor comercial de momento, el proceso para producir camarón es exigente, requiere de mínimo tres meses desde que está en larva. “Además influyen muchas condiciones ambientales para sacar una tonelada de camarón, por tanto influyen biólogos, microbiólogos, químicos, y otra gran parte comercial puesto que los requerimientos a nivel mundial son muy exigentes. Es muy difícil producir una tonelada. A nivel mundial la demanda es bastante amplia”.

El camarón es un marisco de alto consumo, sin embargo ocasiona problemas ambientales debido a la cantidad de desperdicios de las industrias camaroneras; esta cáscara es un material insoluble y de difícil degradación, por tanto la investigación de la Universidad de Cartagena es atractiva en el ámbito internacional.

Cargando