¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Denuncian que en Bogotá hay más de 26.000 señales de tránsito en mal estado

Engativá, Usaquén, Suba, Chapinero, Puente Aranda y Kennedy, las localidades más críticas.

Imagen de referencia /

El Concejal de Bogotá, Rolando González, denunció que 26.441 señales de tránsito en la ciudad están en mal estado, y que se convierten en un peligro latente para conductores, peatones y usuarios de bicicleta, además de afectar la movilidad de la ciudad. De estas señales en mal estado el 73% corresponde a señales reglamentarias, como 'pares' y 'cruces prohibidos', y el 13% son preventivas, lo que agrava las condiciones de movilidad de la ciudad.

Según el inventario, en Bogotá hay 275.936 señales tipo pedestal, de las cuales el 80% son reglamentarias, el 13% son preventivas y el 7% son informativas. Engativá, Usaquén, Suba, Chapinero, Puente Aranda y Kennedy, son las localidades en donde hay mayor cantidad de señales en mal estado.

Las principales deficiencias son: ausencia de funcionalidad, daños generados por terceros (grafitis, stickers pegados, hurto, etc.) y condiciones de deterioro ambiental o por accidentes. Las señales verticales más afectadas son 'pare', el 'sentido único de circulación' y 'prohibido parquear'.

Además, el Concejal encontró deficiencias en el cumplimiento de las metas de instalación y mantenimiento. La meta de instalación de 35.000 señales se encuentra rezagada, en el año 2016 se instalaron 2.414 y en el año 2017 se colocaron 6.218, con un avance total del 24% de la meta del cuatrienio. En el año 2017, solo se hizo mantenimiento a 90.593 señales verticales que corresponden a un 32% de las instaladas.

Igualmente, dijo González, existen fallas en la ejecución de los contratos, que ocasiona su retraso. En el año 2016 se firmaron 3 contratos, donde el Contrato de obra #20161207 del 23 de noviembre por la suma de $5.472 millones de pesos, ha tenido dos adiciones y tres prorrogas. El 17 de noviembre este contrato tuvo una prórroga por $800 millones de pesos y en enero se realizó una adición por $1.900 millones, contrato que termina su ejecución el 29 de marzo del presente año, sin conocer los resultados de su cumplimiento.

La Secretaría de Movilidad de Bogotá aseguró que por ahora no se pronunciará sobre estas denuncias.

Cargando