¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EMERGENCIA

Ya no aflora crudo del pozo 158 en la Lizama

En la visita también estuvieron presente los integrantes del Comités Departamental y Municipal para la Gestión de Riesgo de Desastre.

En una visita al corregimiento La Fortuna, por parte del ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo; la directora del ANLA, Claudia González; el director de la CAS, Juan Gabriel Álvarez; la Alcaldesa Encargada de Barrancabermeja, Francy Álvarez Ospino, e integrantes de los Comités Departamental y Municipal para la Gestión de Riesgo de Desastre, se confirmó que el pozo Lisama 158 está sellado y su amenaza está controlada.
La comisión recorrió los puntos de contención 12, 13 y 14 ubicados sobre Caño La Muerte, con el propósito de inspeccionar las acciones desplegadas por Ecopetrol en desarrollo del Plan de Contingencia para superar la emergencia ambiental.
Se comprobó que hay reforzamiento de las barreras que han soportado el aumento del caudal de esta fuente hídrica, evitando que lleguen trazas de crudo a los ríos Sogamoso y Magdalena.
También se evidenció la recolección de un importante volumen de crudo.
En la visita se pudo corroborar el funcionamiento y los avances de los puestos de recuperación y protección de fauna silvestre.
Del lugar de la tragedia se han rescatado 1.306 animales, la mayoría de los cuales fueron atendidos y devueltos a su hábitat.
También se vieron afectadas cerca de 480 personas de 99 familias, a quienes Ecopetrol ya inició, de acuerdo con las recomendaciones del Ministerio de Ambiente, el proceso de entrega de ayudas humanitarias.
El Ministerio de Ambiente, la ANLA, la ANH y Ecopetrol, ratificaron que mantendrán la presencia en la zona para seguir atendiendo la situación y avanzar en la restauración del ecosistema en caño La Muerte y la quebrada Lizama, mientras la Alcaldía de Barrancabermeja hará seguimiento y estará presta para acompañar en el proceso y garantizar se responda a las comunidades y predios afectados por la emergencia.

Cargando