¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cae en el valle red transnacional dedicada al tráfico de cocaína

Cuatro de sus integrantes eran buscados por Interpol con circular azul. En muebles finos de madera ocultaban la droga.

Un total de catorce personas que conformaban una red dedicada al envió de alcaloides a Estados Unidos y Europa, utilizando empresas fabricantes de muebles para esconder el alijo, fueron capturados en una operación que contó con la colaboración de la Fiscalía General de la Nación y agencias internacionales como la Interpol.

La Policía Nacional durante once meses y en coordinación de la Dirección Nacional de Fiscalía 15 especializada contra el narcotráfico, le siguió los pasos a esta organización logrando efectuar la materialización de varios hechos delictivos a partir de la incautación de 300 kilos de cocaína y 400 kilos de marihuana que eran transportados en una embarcación adecuada con potentes motores fuera de borda, allí, se capturó a sus tres tripulantes cuando atracaban en un muelle solitario en las costas de Panamá, como Jhonatan Renteria “Jhonatan”, Juan Chaverra “Juancho” y Emilson Murillo “Emilson” fueron identificados los navegantes que surcaron por varios días el océano Pacifico transportando el alcaloide hasta Panamá.

A partir de estas capturas se dio inicio a la investigación que permitió ubicar y controlar cada uno de los eslabones que conformaban la red narcotraficante.

Interpol emitió desde el año pasado una circular azul para ubicar a Ángel Mayor “Mauricio”, Orlando Mayor “Orland”, Edward Bermudez “Edward” y Alexander Paz “Alex”

La operación se desarrolló con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, se allanó las viviendas donde se ubicaban sus integrantes y uno a uno fueron capturados.

La investigación determinó los roles que desempeñaban los integrantes dentro de la organización, desde expertos carpinteros hasta transportadores eran contratados por los líderes de la organización, Orlando Mayor “ Orland” financiaba la compra del estupefaciente, viajaba desde la ciudad de Palmira en una lujosa camioneta hasta las poblaciones de Corinto y El palo en el departamento de Cauca, para adquirir marihuana; a esta actividad ilegal vinculó a su sobrino Ángel Mayor “Mauricio” para hacer los pagos a los productores, periódicamente viajaban a Cali en donde se reunían coordinaban la adquisición a través de arriendos de bodegas muy ceca a las centrales mayoristas, en donde acopiaban la droga.

“Mauricio” a su vez financiaba la compra de clorhidrato de cocaína que adquiría en laboratorios de Cauca y Nariño, ordenaba a Pablo Saavedra “Pablito” para que la ocultara en caletas subterráneas hasta que pudiera ser embarcada en lanchas rápidas.

Alexander Paz “Alex” en compañía de Daniel Díaz “Dani” se encargaban en la ciudad de Palmira de conseguir expertos carpinteros fabricantes de muebles para hacer trabajos por encargo, ofreciendo gruesas sumas de dinero, ordenaban el diseño de muebles en finas maderas, en donde ocultaban la droga; desde armarios con doble pared, hasta bases de cama con cavidades, hacían parte de los métodos de ocultamiento usados por la organización.

Es de anotar, que “Alex” y “Daniel” custodiaban la sustancia alucinógena en una bodega, al momento de su captura se les halló en su poder una pistola calibre nueve milímetros marca Jericho con nueve cartuchos y un proveedor, y una escopeta masca Mossberg calibre Doce, esas amas eran usadas para proteger la droga.

La comunicación entre los integrantes de la organización se daba a través de en mensajes de texto vía celular, Pablo Saavedra “Pablito” se encargaba de trazar las rutas para trasladar la droga hasta el litoral pacífico en Tumaco o Buenaventura, en vehículos de carga tipo furgón.

Algunas veces, contrataban los servicios de mensajería para recoger los muebles ya contaminados, estos iniciaban su ruta por la vía panamericana hasta la frontera con el vecino país en Ecuador, allí “Pablito” se encargaba de la entrega para que siguiera en tránsito por la vía Guayaquil y de ahí en barco hasta Estados Unidos y Europa.

Harold Rivera “Oveimar” seguía las indicaciones que le suministraba vía telefónica Orlando Mayor “Orland”, este le advertía de la presencia de fragatas de la Armada Nacional en el océano pacifico, lo que impedía la salida del alcaloide a Ecuador, “Oveimar” trazaba una nueva ruta y contactaba a Edward Bermúdez “Edward” para que desde Bahía Solano, Juradó o Puerto Merizal de enviaran en lanchas rápidas tipo Go-Fast la droga hasta Panamá.

“Edward” ofrecía dinero a motoristas y pescadores para que movilizaran la droga en pequeñas embarcaciones hasta Panamá, para evitar la pérdida del alijo, “Edward” viajaba en otra embarcación y supervisaba la entrega.

Narcizo Guerrero “Narcizo” y Harold Gómez “Harold” eran los responsables de mover la droga que salía desde los invernaderos en Caloto, Miranda y Corinto a través de trochas y vías alternas, para evitar los controles de las autoridades enviaban a una persona delante de los vehículos que avisaba y aseguraba el despeje de la vía, algunas veces la sustancia era transportada a lomo de mula en mercados, remesas y carga de víveres.

Cargando