¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

JUDICIAL

El cable aéreo que costó $6.500 millones y no sirvió para nada

Una orden judicial ordena desmontarlo por el riesgo que representa para la comunidad en Manizales.

En máximo dos meses tendrá que estar desmontado el Cable Aéreo del Ecoparque Los Yarumos, al que se le invirtieron alrededor de 6.500 millones de pesos pero nunca pudo entrar en funcinamiento.

Así lo ordenó el magistrado del Tribunal Contencioso Administrativo de Caldas, Augusto Ramón Chávez como una medida cautelar, en vista del riesgo que este genera por su avanzado estado de deterioro, ya que desde 2012 está fuera de servicio.

La decisión del magistrado obedece a una acción popular que emprendió años atrás el ciudadano Enrique Arbeláez Mutis y que fue coadyuvada por la Corporación Cívica de Caldas en contra del municipio de Manizales, Fontur, Infimanizales, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y la Asociación Cable Aéreo de Manizales para buscarle una solución pronta al tema de ese medio de transporte que lleva más de cinco años parado.

El avanzado deterioro de las góndolas, el cable tractor y otras de las piezas y estructuras de ese cable aéreo significan un inminente alto riesgo para los manizaleños, pues debajo de esa línea de cable hay decenas de viviendas, vías de alto flujo vehicular, una estación de gasolina, entre otras construcciones.

El alcalde de Manizales, José Octavio Cardona León, en repetidas ocasiones denunció los riesgos y dijo que la caída del cable tractor podría generar una tragedia de grandes proporciones por el peso del mismo y la altura a la que está ubicado.

La decisión del magistrado busca mitigar dichos riesgos. Sumado a esto tiene posibilidad de ser apelada, pero el mandatario manizaleño aseguró que aunque la responsabilidad del desmonte es toda de del Fondo Nacional de Turismo (Fontur) no emprenderán acciones para evitar cumplir el fallo y por la seguridad de la ciudad procederán a hacer el desmonte.

“Aunque la decisión la podemos apelar en el entendido que el Cable es responsabilidad de Fontur consideramos que sería necio toda vez que la estructura representa riesgo inminente ante la posibilidad de causar una avería. En tal virtud ya hemos ordenado al gerente de la Asociación Cable Aéreo para que proceda en el término a la contratación de las obras que permitan el desmonte de la estructura y por tanto cumplir con el auto del Tribunal”, manifestó Cardona León.

El alcalde manizaleño también indicó que le enviará una comunicación al presidente Juan Manuel Santos Calderón, al ministro de Transportes, Germán Cardona Gutiérrez, al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a Fontur y a la Contraloría General de la República, ya que considera que con la orden de desmonte del cable se está configurando un detrimento patrimonial o un daño fiscal en contra del erario público y agrega que desde su punto de vista en contra de Fontur “porque fue la que contrató un cable, que según el magistrado al ordenar el desmonte, está reconociendo que no solo está en condiciones de permanecer sino que no cumplió con el objeto contractual”.

¿Manizales se quedará sin Cable a los Yarumos?

El alcalde explicó que la acción popular deberá definir si el Cable lo arregla Infimanizales o Fontur y enfáticamente recordó que a su juicio es responsabilidad del Fondo Nacional del Turismo hacer las obras.

Hernán Loaiza, gerente de la Asociación Cable Aéreo de Manizales indicó que ya están haciendo averiguaciones con empresas que tengan la maquinaria especial para el desmonte de la estructura y así poder conocer el tiempo que este proceso se tomaría, además de los costos que tendría.

El directivo también dijo que en dos meses va a ser muy difícil cumplir con el desmonte, ya que primero deben averiguar si el monto obliga a una licitación para adjudicar el contrato o se podrá hacer por medio de una manifestación de urgencia manifiesta.

De cualquier modo los tiempos son cortos según dijo Loaiza.

El costo

En el Cable Aéreo se invirtieron un total de 6.500 millones de pesos de los cuales Infi-Manizales (entidad descentralizada de la Alcaldía de Manizales) puso 3.500 millones para la construcción de las estaciones Mientras que Fontur aportó 2.750 millones para maquinarías, góndolas y cables.

El cierre y prolongado parálisis de este Cable Aéreo en el 2012 se originó por un daño en una pieza denominada caja reductora de potencia del motor, la cual cumple la función de regular la velocidad del motor que mueve las góndolas, una función similar a la de una caja de velocidades en un carro.

Cargando