¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pasacaballos: tan cerca y tan lejos del desarrollo

El corregimiento clama al Distrito y a la empresa privada que se acuerden de sus necesidades

La comunidad de Pasacaballos se volcó a las calles para exigir a la alcaldía de Cartagena que se acuerde de ellos. Líderes comunales, consejo comunitario y comunidad en general reclamaron por la precaria infraestructura de la zona y también pidieron a la empresa privada que cumpla con los preceptos de responsabilidad social, al ser ellos vecinos de la zona industrial de Mamonal.

Una de las principales preocupaciones de la comunidad, es la inclusión laboral en las grandes empresas. Jorge González, de la asociación ATUCA, aseguró a Caracol Radio que "estamos protestando porque necesitamos empleo, y tenemos una riqueza industrial y portuaria que es envidiable en el país, pero aquí hay miseria, analfabetismo y todo porque tenemos 270 empresas aquí cerca generando más de 10.000 empleos y de los nuestros, hay menos de 20 trabajando allí".

El presidente de la junta de acción comunal del corregimiento, Juan Carlos Martínez, dijo que "es un malestar social, eso trae una cadena de emergencias sociales que lo que hacen e sumirnos aún más en la pobreza, es un abandono estatal y lo de la empresa privada es deprimente".

Denunciaron así mismo las pésimas condiciones del puesto de salud de la localidad, del cual Martínez asegura que "se está cayendo a pedazos, en cualquier momento se cae, está en pleno corazón del barrio y se construyó hace 45 años. Sufre el tráfico pesado y fue diseñado para 3.000 habitantes y hoy hay aquí 18.000 personas, aquí necesitamos un hospital de segundo o tercer nivel y este centro actual es una vergüenza".

En cuanto al estado de las calles, los líderes reclaman que las regalías que dejan las más de cien empresas que hay en lugar. "A nosotros nos dijeron que el 1,5% de lo que deja la refinería debe invertirse aquí y nos han burlado siempre, se pasan la ley 70 por la faja, en cuanto al distrito también la inversión es nula. Los niños y todo mundo camina sobre la tierra gracias a la desidia de los poderosos", señaló Martínez.

En algunas zonas se presentan situaciones insólitas como recibos de servicios públicos costosos, y ni siquiera los reciben. Benjamín Garcés, residente del barrio La Loma, se queja de que "hace 20 años no llega el agua con constancia a nuestras casas, llega unos días o unas horas, cuando nos quejamos la ponen bien, lo que demuestra que sí es posible. Lo increíble es que llegan los recibos hasta por 50.000 pesos". Es común ver escenas hasta de ancianas cargando baldes con agua para poder tener algo del preciado líquido.

También padecen por escenarios deportivos. En el sector El Progreso, denuncia Manuel Cardona que Edurbe, contratista para construir una cancha sintética, "está haciendo la cancha como le da la gana. Comenzaron remodelación de la cancha e iba a ser sintética, pero el contratista asegura que no le va a poner césped porque la zona no está pavimentada. Eso no tiene nada que ver, a ellos no les importa si se va a ensuciar de barro o no, como nos han dicho".

Cargando