¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Millonaria recompensa por culpables de muerte de venado en Páramo de Boyacá

Un venado de Cola Blanca murió desangrado y deshidratado luego de ser atacado por cazadores en el Páramo de Ocetá de Monguí (Boyacá).

Este no es el primer ataque contra la misma especie de fauna de zonas paramunas. Los venados de Cola Blanca en el Páramo de Ocetá ubicado en el municipio de Monguí (Boyacá), están siendo el objetivo de cazadores, que con estos actos, atentan contra la vida de todo el ecosistema de páramo. Van tres de estos ejemplares muertos en lo corrido del año 2018, y con signos de violencia y maltrato.

El majestuoso venado de Cola Blanca, ejemplar característico de dicho Páramo, está siendo maltratado indiscriminadamente por cazadores que llegan a la zona en búsqueda de esta clase de fauna, para atraparlos ilegalmente con fines recreativos, o para usar su carne y comercializarla.

En el último caso, un venado de cola blanca murió tras la persecución de los cazadores.

“La comunidad de la zona paramuna denunció que un venado de Cola Blanca fue encontrado gravemente herido. Lo trasladaron a lomo de caballo, hasta una zona en donde ya pueden circular los carros. La policía de Boyacá le brindó lo primeros auxilios y lo trasladó a una clínica veterinaria. Posteriormente le informamos a Corpoboyacá de la situación, la cual trasladó al animal al zoológico de Guátika ubicado en Tibasosa, donde recibió una atención más especializada. Sin embargo, al día siguiente, falleció debido a la gravedad de sus heridas, pérdida de sangre y deshidratación extrema”, sostuvo en entrevista con Caracol Radio, Henry Arguello, el alcalde de Monguí.

Para que los responsables comparezcan ante la justicia, las autoridades en conjunto están ofreciendo una recompensa de 6 millones de pesos. Las denuncias se están recepcionando en la Secretaría de Gobierno municipal, en la oficina de Medio Ambiente o en la Policía Nacional. Las autoridades se comprometen a proteger la identidad de los denunciantes.

La Policía del departamento de Boyacá ofreció 5 millones de pesos de recompensa para ubicarlos y la alcaldía de Monguí, ofreció 1 millón de pesos más para establecer quienes fueron los cazadores que provocaron la muerte del animal. Además aumentarán el control y vigilancia en el páramo de Ocetá, con el fin de evitar más muertes por la misma causa.

“Hicimos una salida de campo con guarda páramos y autoridades ambientales competentes. Ya hay posibles nombres de presuntos responsables y reposan en manos de las autoridades encargadas. Esperamos dar captura a estos delincuentes, quienes aparentemente cazan en horas nocturnas preferiblemente”, explicó el alcalde Arguello.

Las autoridades aseguran que aplicaran todo el peso de la ley para los maltratadores de este tipo de fauna, que es fundamental para los ecosistemas de páramo en el departamento.

Los responsables de la caza furtiva e indiscriminada de venados serán judicializados según el código penal, Ley 1453, en el artículo 328, que establece condenas de 48 a 108 meses de prisión a la explotación ilegal de Fauna y Flora silvestre, y una multa de 35 mil Salarios Mínimos Mensuales Legales Vigentes. 

Cargando