¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

POLÉMICA

La Carder investigará licencias otorgadas en La Florida

Un memorando dado por la oficina jurídica recomienda investigaciones internas y remisiones a autoridades de control por permisos dados en Santa Clara.

En un documento que fue identificado como Memorando 335, la oficina asesora jurídica de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, emitió un concepto desfavorable a propósito de los permisos otorgados para el desarrollo de los proyectos de la parcelación Santa Clara, en el corregimiento de La Florida, donde han estado desarrollando proyectos turísticos.

Dijo en este documento Martín Alonso Restrepo, jefe de la oficina jurídica, que hoy no es viable otorgar la concesión de aguas superficiales a la Parcelación Ecoturística Santa Clara, cuya solicitud se tramita en el expediente 7912 y argumenta que, "se resalta desde este momento que se ha venido configurando una infracción al medio ambiente consistente en captar sin autorización de la corporación, respecto de las quebradas Negra y/o Santa Clara, situación que deberá dilucidar la Subdirección Sectorial, y ello ameritará la apertura de un proceso sancionatorio ambiental en contra de los posibles infractores ambientales, y una compulsa de copias a la Oficina de Control Interno Disciplinario, para quienes percatados de la captación irregular, no impusieron medidas preventivas, ni remitieron la actuación para el inicio del proceso sancionatorio ambiental".

De hecho aseguró el funcionario en el documento que fue una respuesta a un derecho de petición presentado ante la entidad, que la Carder "fue inducida a un error, al otorgar licencia para unos sistemas de tratamientos de aguas residuales, con fundamento en una certificación de disponibilidad de suministro de agua potable aparentemente falsa".

El documento oficial de la Carder explica que, "al momento de presentar la solicitud para el trámite de los permisos de vertimientos se allegó la  vertificación de ASOCUAFLOR en la que se plasmó que se contaba con la viabilidad del servicio de acueducto, sin contar con los estudios y demás requisitos requeridos para ello, es decir, sin que establecieran las condiciones técnicas para la conexión y suministro del servicio, llevando con ello a la corporación a un error, en el entendido que no puede existir vertimiento sin concesión y/o sin suministro de agua por un prestador autorizado, resultando a la postre que dicho prestador ASOCUAFLOR para el momento de la  vertificación citada que generó la expedición de la resolución 1976 de 31 de julio de 2015, no había realizado los estudios y diseños correspondientes, tal como consta en el escrito de 30 de mayo de 2017, con radicación interna 5637-2017. 

Y fue más allá al explicar que los desarrollos turísticos que se planean en la zona no están acordes a los permisos otorgados pues se solicitó una parcelación ecoturística inicialmente de ecohotel y restaurante, y ahora se  anuncian el ecohotel, 12 cabañas y un restaurante.

Luego de explicar todo esto, el jurídico recomendó al director de la entidad ambiental:

- Compulsar copias a las autoridades competentes internas y externas, para que investiguen las posibles irregularidades en que se pudo incurrir para la expedición de la resolución número 1976 de 31 de julio de 2015.

- Realizar una revisión exhaustiva de los expedientes generadores de los permisos a la Parcelación Ecoturística Santa Clara, para determinar nuevas posibles irregularidades.

-Imponer medidas preventivas, si a ello hay lugar, por la captación ilegal del recurso hídrico detectada por los profesionales que se presentaron en el sitio.

- Revisar la actuación para determinar la revocatoria de los permisos otorgados, o solicitar la nulidad del propio acto de la corporación.

Cargando