¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Cómo incide la calidad del aire en la salud de los habitantes de Medellín?

Rita Elena Almanza, líder de epidemiología de la Secretaria de Salud, explicó como incide la calidad del aire en la salud.

A pesar de tener el sistema de transporte público menos contaminante del país, con un metro eléctrico y buses articulados a gas, las contingencias ambientales en Medellín son un asunto recurrente, en parte por fenómenos naturales. Cada año se presentan por lo menos una vez.

Entre 2013 y 2015 la concentración de contaminante PM 2.5 aumentó en tres de las cinco estaciones con mediciones comparables. Según reportes del informe de calidad de vida Medellín Cómo Vamos, en 2015 sólo la estación ubicada en el Concejo de Itagüí cumplió con la normativa colombiana de calidad de aire. Y ninguna estación cumplió con los parámetros por la OMS.

En 2016 hubo contingencia y en 2017, para esta misma fecha, las autoridades declararon alerta roja y también restringieron la circulación de vehículos, como medidas para reducir la contaminación.

El 21 de febrero del presente año, las autoridades declararon el estado de prevención por cuenta de la contaminación del aire. El Área Metropolitana del Valle de Aburrá, como autoridad ambiental urbana en los 10 municipios que la integran, declaró el ESTADO DE ALERTA en materia de Calidad del Aire para el territorio metropolitano entre el 7 y el 9 de marzo, de acuerdo con el Plan Operacional para Enfrentar Episodios de Contaminación Atmosférica en el Valle de Aburrá –POECA-. Actualmente, estamos nuevamente en estado de prevención.

Calidad del aire y la salud

Los expertos aseguran que no hay implicaciones negativas para la salud. No obstante, marzo es una época difícil y por lo tanto seguirán monitoreando constantemente las estaciones. La ciudad estará en estado de prevención hasta abril.

De acuerdo con los pronósticos del Siata, el Valle de Aburrá se encuentra en la fase más compleja en cuanto condiciones meteorológicas, cuyo periodo de gestión de episodios de contaminación entre el 22 de febrero y el 7 de abril. Las próximas dos semanas, serán las más críticas en lo referente a este aspecto.

En la fase de prevención NO se emiten recomendaciones para la salud, pero cuando entramos en estado de alerta SÍ. Se debe prestar especial atención a los llamados de la Secretaría de Salud y seguir las recomendaciones que desde allí se emitan.

Cargando