¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las 13 órdenes que dio Mineducación a las directivas de la Uniautónoma

La cartera pide a la universidad abstenerse de realizar gastos onerosos en viáticos y eventos

Este miércoles se conocieron las ordenas que el Ministerio de Educación le dio a Ramsés Vargas Lamadrid, así como al Consejo Directivo y a la Sala General de la Universidad Autónoma del Caribe entre las que se encuentra la creación de una fiducia en donde se recibirán los recursos para darle prioridad a la operación de la universidad como el pago de salarios a docentes, así como la suspensión de gastos en eventos onerosos y viáticos nacionales y en el extranjero.

Las medidas fueron dadas a conocer por la ministra Yaneth Giha desde Barranquilla, quien calificó como “inconveniente y absurdo” que Vargas Lamadrid se encuentre por fuera del país en medio de un escándalo como el que afronta el claustro educativo.

El ministerio le ordenó al rector:

Fijar un plan de reducción de gastos, el cual debe incluir entre otros, restricción de autorizaciones de viáticos, tiquetes, desplazamientos de personal (nacional o fuera del país), publicaciones onerosas.

• Revisar la planeación académica, verificando y ajustando la distribución de la carga, y enviar un plan definido, con tiempos, personal docente asignado y carga propuesta por área y por programa académico.

• Abstenerse de realizar eventos onerosos, priorizando solo los necesarios para actividades académicas, para lo cual deberá remitir el listado de eventos programados en el presente año, identificando área organizadora o responsable, fecha, objeto, resultado o valor generado para universidad y presupuesto proyectado del mismo.

• Suspender gastos de publicidad onerosos priorizando el empleo o uso de los medios o plataformas de comunicación institucionales.

• Abstenerse de autorizar y/o efectuar pagos a terceros (personas naturales o jurídicas) que no guarden relación con las actividades y funciones que como institución de educación superior colombiana, debe cumplir la Universidad Autónoma de Caribe.

• Abstenerse de realizar pagos a terceros (personas naturales o jurídicas) cuyas obligaciones no estén debidamente soportadas y acreditadas.

• Abstenerse de suscribir acuerdos de pago que impliquen reconocimiento de capital e intereses frente a obligaciones no soportadas, que puedan generar afectaciones al patrimonio de la institución.

A los miembros de la Sala General y del Consejo Directivo y al representante legal el Ministerio le ordenó:

• Abstenerse de autorizar cualquier giro de recursos al exterior, por cualquier causa, con cargo a los recursos de la Universidad Autónoma del Caribe.

• Revisar u ordenar la revisión, de acuerdo con las competencias establecidas estatutariamente, toda bonificación, auxilio, beca u otro reconocimiento extralegal, otorgado al personal directivo o exdirectivo de la Institución. De existir algún tipo de irregularidad en las mismas, tomar con carácter inmediato las medidas pertinentes.

• Revisar u ordenar la revisión, de acuerdo con las competencias establecidas estatutariamente, todos los contratos laborales de personas que no cumplen funciones o no prestan servicios de manera personal en la Institución, según lo establecido por el Código Sustantivo del Trabajo y el Reglamento Interno del Trabajo. Disponer con carácter inmediato las medidas pertinentes al respecto.

• Abstenerse de autorizar la suscripción de viáticos, comisiones, bonificaciones, gastos de representación y cualquier reconocimiento oneroso a los Directivos y personal de la Institución en general.

• Abstenerse de suscribir acuerdos de pago que impliquen reconocimiento de capital e intereses frente a obligaciones no soportadas, que puedan generar afectaciones al patrimonio de la institución.

• Abstenerse de autorizar la venta o enajenación o constitución de gravámenes respecto de los bienes inmuebles sin la debida viabilidad jurídica e impacto financiero para la Institución.

De acuerdo con el Ministerio estas medidas buscan garantizar la continuidad de las clases que hasta el momento se encuentran paralizadas desde hace una semana por el paro indefinido en el que se declararon los docentes, al no recibir salarios durante los últimos cuatro meses.

Cargando