¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Rescatada joven boyacense secuestrada por mafias mexicanas

La historia de la estudiante de la universidad UPTC de Tunja (Boyacá), cuyos secuestradores pedían 5.000 dólares por su liberación.

Foto: Policía Nacional. Lina María Martínez, tras el rescate con funcionarios de la Procuraduría mexicana. /

Lina Rocío Martínez Díaz tiene 22 años, nació en Úmbita, en el Centro-Sur del departamento de Boyacá, y desde hace tres meses llegó a la ciudad de Guanajuato (México), para complementar sus estudios de Administración de Empresas a través de un intercambio entre la la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC) con sede principal en la ciudad de Tunja (Boyacá) y la Universidad del Estado de Guanajuato (UVEG), ubicada en la región centro norte del país de la República Federal de México..

Con todo el esfuerzo, esta familia boyacense envió al extranjero a la joven estudiante, quien llegó al D.F, el 11 de enero del 2018, e inició inmediatamente sus estudios.

“En los últimos unos delincuentes la intimidaron y la obligaron a alojarse en un hotel supuestamente para resguardase de un atetado terrorista. Una vez estando en ese lugar en contra de su voluntad, la incomunican, y la secuestran”, señaló en diálogo con Caracol Radio el comandante del departamento de Policía de Boyacá, coronel Juan Darío Rodríguez.

Los delincuentes tomaron contacto el 22 de febrero con los familiares de la universitaria en Colombia, a quienes le informan que Lina María se encuentra secuestrada, y además, exigieron para su liberación, una consignación de 5.000 dólares.

Inmediatamente los familiares de la mujer secuestrada hicieron la respectiva denuncia ante la Policía del departamento de Boyacá, y unidades del Gaula iniciaron la búsqueda de apoyo internacional para la ubicación de la estudiante.

“Nuestras unidades especializadas arrancaron un trabajo de investigación conjunto entre los dos países, a través de unos mecanismos internacionales que ha establecido la Dirección Nacional Antisecuestro de la Policía Nacional, y coordinaron con la Unidad Especializada en Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato de la República Federal de México, un operativo especial para dar con el paradero de la colombiana”, explicó el coronel Rodríguez.

Al día siguiente de que se efectuara la denuncia en Colombia, “las autoridades mexicanas  activaron la cooperación de la Comunidad Internacional Contra el Secuestro y la Extorsión, y lograron la detectar el paradero de la universitaria, exactamente el día 23 de febrero en un hotel de Guanajuato, sin que la víctima presentara alguna afectación en su integridad física, y lograron rescatarla sana y salva”.

Fueron casi 10 horas contra el tiempo y de trabajo conjunto entre la policías de Colombia y México, empleando recursos técnicos e intercambio de información, que dieron como resultado final la ubicación de Lina Rocío en un hotel de la zona centro de la ciudad de Irapuato del estado de Guanajuato.

En el operativo de rescate, no hubo capturas, pero la investigación sobre los responsables de uno de los delitos más graves en Colombia y en México, continúa. “Lo más importante era lograr el rescate de la estudiante, y esperamos que la investigación avance rápidamente, porque es un modus operandi que detectamos muy seguido en los casos de extorsión y secuestro en Colombia”.

La mujer continuará su actividad académica que tendrá que culminar en México durante un semestre y recibirá el apoyo psicológico y de seguridad especial, acompañamiento y vigilancia de las autoridades del país centroamericano.

Cargando