¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Indignación porque el Estado no se presentó a pedir disculpas

El Ejército y el Ministerio de Defensa debían pedir perdón por la muerte de un líder indígena en el Cauca.

Así se había acordado para el viernes en una ceremonia especial que se quedó organizada, pues los representantes del gobierno le volvieron a incumplir a la comunidad y familiares de José Edwin Legarda, esposo de la líder indígena Aida Quilcué, asesinado por militares hace diez años.

El Ministerio de la Defensa en un mensaje dijo que siempre ha sido respetuoso y han acatado las decisiones judiciales, y anunció que este jueves próximo se van a reunir con las comunidades para la realización del acto de excusas públicas en fecha y lugar propuestos por el CRIC.

Hay que indicar que desde 2015 la justicia ha emitido tres sentencias ordenando que se lleve a cabo, este acto y no ha sido posible cumplirlas, dijo Aida Quilcué.

La comunidad se quedó esperando el viernes pasado en el centro de paz y convivencia de la María Piendamó, en el Centro del Cauca, donde estaba previsto que llegaran un representante del Ministerio de Defensa y del Ejército que debían pedirles perdón. La indignación de los indígenas al ver que ni el ministro Luis Carlos Villegas ni el viceministro Aníbal Fernández de Soto fueron al acto, previamente acordado con el Ministerio del Interior, fue mayor, pues desde 2015 la justicia ha emitido tres sentencias ordenando que se lleve a cabo. El asesinato de Legarda se cometió el 16 de diciembre de 2008 cuando se dirigía a la ciudad de Popayán a recoger a su compañera Aida Quilcué. De acuerdo con la vocera del CRIC, Las primeras versiones de la Fuerza Pública afirmaban que los habían asesinado porque Legarda acompañaba a una jefe guerrillera, posteriormente, sindicaron a Aida de estar detrás del asesinato. Sin embargo, la defensa de Quilcué logró demostrar que el asesinato se produjo en el marco de una emboscada del Ejército Colombiano. “estamos indignados por lo que ha pasado, porque el problema no es un nuevo incumplimiento, el problema viene desde hace tres años, desde que el Consejo de Estado falló y el gobierno no ha querido cumplir. Es que la víctima no es Edwin, sino muchas víctimas en el país a las que hay que hacer procesos que visibilicen a quienes han muerto en estas circunstancias”, puntualizó.

Cargando