¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cooperativa de chalupas reclama reparación por puente Yatí-Bodega

Dicen que la entrada en operación del puente dejará sin sustento a cien familias que han vivido del transporte fluvial por cincuenta años.

Socios, directivos y afiliados a la Cooperativa Multiactiva de Transporte de Pasajeros de Magangué- COOMULTRAMAG, que cubren diariamente la ruta Magangué- Bodega y Magangué- Pinto (Magdalena), denunciaron que dicha entidad se encuentra a punto de desaparecer, por la entrada en funcionamiento de la interconexión vial Yatí- Bodega, que afectaría la continuidad en la prestación del servicio fluvial e impactaría negativamente los ingresos de más de 100 familias que derivan su sustento diario de esta actividad, en la segunda ciudad del departamento de Bolívar.

COOMULTRAMAG, es una entidad sin ánimo de lucro, conformada por 32 socios, 28 afiliados, con una flotilla de 70 chalupas, que transporta a más 800 mil personas anuales, que a diario se desplazan entre la Isla de Mompox hacia Magangué y otros destinos como Pinto y Santa Ana en el departamento del Magdalena.

Faider Torres Hernández, gerente de Coomultramag asegura que no han tenido eco ante la firma contratista del proyecto y mucho menos ante el Gobierno Nacional representada por el Fondo Adaptación, “nos quieren medir con el mismo racero y dar el mismo trato de cooperativas que fueron conformadas y fundadas para la época de inicio de las obras, somos una empresa sólida que por más de 50 años y de generación en generación ha construido y forjado el futuro de 5 mil personas que dependen directa e indirectamente de nuestra actividad”, precisó.

“La obra representa un gran progreso para la comunidad y la región, pero estamos claros que con ese gran progreso se afecta una cantidad considerada de personas representada en la gran familia Coomultramag que dependen del Río y que nos ha permitido levantar a nuestras familias de generación en generación”, dijo Torres Hernández.

“El llamado que le hacemos al gobierno es que nos tengan en cuenta, porque con la entrada en funcionamiento del puente Roncador nosotros quedamos sin ruta definida y por supuesto sin trabajo, son 50 años de sacrificio y esfuerzo que están a punto de caer al rio”, afirmó Roberto Lascarro Rocha, socio y conductor de chalupa, de la empresa Coomultramag.

La directiva de la cooperativa de transporte fluvial Coomultramag, inició una serie de acercamientos y diálogos con el Fondo Adaptación, la Gobernación de Bolívar y la Alcaldía de Magangué, con el propósito de adelantar y consensuar una propuesta acorde con los estados financieros de la entidad, donde se refleja la viabilidad del negocio del transporte fluvial que ha adelantado la empresa en los últimos 30 años.

Aseguran, que la “reparación” obedece a la resultante y proporcionalidad de los ingresos en un periodo de vida útil de la entidad, con una expectativa de crecimiento real y un cálculo indexado que supera los ‘100 mil millones de pesos’, “la indefinición en el término de duración de nuestra empresa, nuestro personal asociado, nuestro personal afiliado, nuestro personal empleado y/o contratado; y a los beneficios reales y ciertos que se generan para todos ellos en forma directa; y en forma indirecta para centenares de personas, son algunas de las aristas que debemos tener en cuenta a la hora de la reparación”, precisó Waldo León Menazas, asesor jurídico de la empresa.

“Es un principio general del derecho de que todo aquel que cause un daño debe repararlo, en ese sentido Coomultramag es el afectado por el daño que se está causando y que proporcional a la pérdida económica ante su inminente cierre debe ser reparado, hasta la fecha hemos recibido total negación por parte del Estado”, subrayó el asesor jurídico.

Cargando