¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los becarios de Cerro Matoso se abren paso como líderes del Alto San Jorge

Gracias a las becas de educación superior de Cerro Matoso, 104 jóvenes de la región están estudiando en universidades de Colombia.

El Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Cerro Matoso, Luis Marulanda, explica que “este es el proyecto más hermoso que adelanta nuestra empresa porque es el que transformará la vida de las comunidades. Cerro Matoso valora el esfuerzo que han demostrado los jóvenes y la determinación para enfrentar los retos”, y les asegura a los becarios: “Ustedes serán los líderes de sus comunidades”.

Recientemente, con ocasión de la visita a Cerro Matoso del Director General de South32 a nivel mundial, Graham Kerr, los becarios tuvieron la oportunidad de compartir con el alto ejecutivo de la compañía.

El CEO de South32 les narró a los estudiantes que su vida profesional comenzó en BHP Billiton haciendo una pasantía. “Parte de mi trabajo era la minería subterránea. He laborado en distintos países del mundo, todos los días me levanto amando lo que hago y eso les digo hoy: hay que disfrutar todo lo que se hace”, y agregó, “admiro el coraje que tienen ustedes para perseguir sus sueños”.

En la reunión semestral que organiza la empresa con los estudiantes beneficiados, se presentaron los resultados académicos y se visibilizaron las iniciativas de emprendimiento que los próximos nuevos profesionales proyectan para llevar beneficio a las comunidades.

Se destacan estrategias para el manejo de basuras, protocolos para lograr la toma de decisiones en las veredas que agrupan diferentes manifestaciones étnicas, ideas de negocios y mejor relacionamiento entre todos los actores del Alto San Jorge.

Durante la jornada se reveló que el nivel de deserción, a lo largo del programa de becas de Cerro Matoso, no supera el 10%, lo que es muy satisfactorio para los directivos de la operación ubicada en el sur de Córdoba.

Entre el grupo de becarios se destacan los que entran al último año de formación, los pioneros, y que se han constituido en el ejemplo para los más jóvenes que comienzan el recorrido académico en diferentes universidades de la región y el país.

Víctor Cock Álvarez, Director de la Fundación Cerro Matoso, afirma que la motivación entre los jóvenes de las comunidades vecinas a la operación para aspirar a las nuevas becas que se otorgarán a partir del año 2019 va en aumento, “lo que motiva a mantener la iniciativa y consolidarla como una de las ejecuciones que son ejemplo a nivel nacional en la educación de las nuevas generaciones”.

 Voces de los Becarios de Cerro Matoso

La joven Claudia Leyva, de Centroamérica, entra a octavo semestre de Administración de Empresas en la Universidad del Sinú; viajó a México a un intercambio semestral logrado por su desempeño académico. “Fue una experiencia maravillosa por el aprendizaje y todo lo que pude conocer. Agradezco infinitamente a Cerro Matoso porque nosotros, los jóvenes de las zonas rurales, no tenemos oportunidades de entrar a la educación superior. La vida se torna muy compleja por las carencias. Somos muy beneficiados con esta bendición”.

Geidis Yesenia Pérez, entra a octavo semestre de Administración de Empresas en la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Montería, dice que espera retribuir a la comunidad las oportunidades que se abrieron para ella.

Kiara Marcelo estudia Trabajo Social en la Universidad de Antioquia y entra al último año y asegura: “Ante la falta de recursos se veía imposible estudiar pero con las becas se está cambiando una constante. Hoy somos más críticos y reflexivos”.

Kenyi Patricia Chica, está estudiando Ingeniería Industrial en Montería y adelanta un intercambio en Obregón, México.

Tatiana Fuentes —indígena zenú— de Bocas de Uré, cursa octavo semestre de Trabajo Social y ya está adelantando iniciativas para su comunidad, como crear el Plan de Intervención Integral para la toma de decisiones.

Para Verónica Correa, de Torno Rojo, quien estudia Ingeniería Ambiental en Medellín, se convirtió en prioridad el manejo de las basuras en su comunidad y por lo tanto trabaja con los líderes en la presentación de un proyecto para solucionar la crisis.

Roxana Jaramillo, de Pueblo Flecha y estudiante de Psicología en la Universidad del Sinú, afirma que, “esta beca ha sido una gran oportunidad para cumplir mis sueños”.

Óscar David González, de Puente de Uré, entra a séptimo semestre de Administración de Empresas. “Este proceso ha marcado la diferencia en mi vida, he podido formarme. Gracias a Cerro Matoso se ha cambiado la mentalidad”.

Yeider David del Toro Rivera, del cabildo Indígena Guacarí, estudia en Sogamoso (Boyacá) Ingeniería de Minas en la UPTC. “Mi vida ha cambiado significativamente en lo personal y familiar”.

Cargando