¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Volvieron a protestar con cacerolazo contra impuesto predial en Tunja

Alrededor de 300 personas se manifestaron en el centro histórico de Tunja.

Cacerolazo /

El inconformismo por el avalúo catastral y el alza en el impuesto predial, sigue notándose con las manifestaciones de la comunidad.

Así se escuchó el cacerolazo

Insisten los contribuyentes, que debe revisarse una vez más tanto el avalúo catastral, como la tarifa acordada para el impuesto predial del 2018, que quedó aprobada con el estatuto de rentas municipal.

Muchos ciudadanos aseguran que tendrán que pagar más del 300% en el cobro, el cual no correspondería a la realidad completa del predio.

El segundo cacerolazo contra el impuesto predial que se desarrolló en la tarde noche de este miércoles, no tuvo alteraciones de orden público.

Sin embargo, el plantón de los manifestantes, que se hizo a la entrada del edificio de la alcaldía de Tunja, en la Plaza de Bolívar, sí obligó a que muchos de los funcionarios de la administración municipal, quedaran prácticamente encerrados durante por lo menos hora y media.

¿Qué han hecho las autoridades locales?

Ante la preocupante situación social y la inconformidad que generó el aumento en el avalúo catastral, el Alcalde de Tunja Pablo Cepeda sostuvo en Caracol Radio que ya solicitó al Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC,“que se revise de manera inmediata los avalúos de los inmuebles ubicados en la urbanización Estancia del Roble, específicamente en las casas, teniendo en cuenta la diferencia que presentan los avalúos de estos predios, según lo manifiestan los propietarios sin que exista razón aparente”.

Agregó que “le pedimos al IGAC que haga revisiones específicas a la actualización catastral, solicitamos acompañamiento al IGAC para la atención personalizada en los puntos donde se entrega la factura y que se aplace la actualización por este año para mirar la posibilidad de un manejo especial que permita amortizar en los cuatro años siguientes la realidad de que la tierra en Tunja hoy tiene un mayor valor”.

La revisión también se solicitó en las zonas geoeconómicas a las que pertenece el sector comercial de Unicentro, y los barrios Terrazas de Santa Inés, La Quintas, Aranjuez y las zonas aledañas al campus de la universidad Santo Tomás. De igual manera “se hará revisión en la vereda de Runta parte baja, teniendo en cuenta, que por la operación de la doble calzada BTS desde el año 2011 fue incluido el mayor valor y se estudiará especialmente a aquellas en las que el incremento del avalúo supera el cien por ciento en relación con el avalúo del año anterior”.

Simultáneamente , la Gobernación de Boyacá presentó una demanda ante el Tribunal Administrativo de Boyacá, que busca la invalidez del estatuto de rentas del municipio, por una presunta vulneración al artículo 338 de la Constitución Política de Colombia y el artículo 76 de la Ley 136 de 1994.

La Secretaria Jurídica, Andrea Báez, explicó que la alcaldía actuó en derecho, “al modificar el estatuto de rentas del municipio, bajando las tarifas del impuesto predial en el 0.5% y estableciendo descuentos más favorables para los contribuyentes”.

Por su parte, Fabio Martínez, secretario de Gobierno de Tunja, aseguró que “si se declara la nulidad, se afectaría mucho más el bolsillo de los tunjanos, porque el riesgo es que tenga que aumentarse otra vez la tarifa del impuesto predial, volver a la que se aplicaba anteriormente, que es 0.5 puntos más alta”.

De otro lado, el Concejo de Tunja le exigió explicaciones al IGAC para que responda cómo fue la metodología que se utilizó para la realización del avaluo catastral, que ha desembocado en un tributo exagerado para los contribuyentes.

El concejal Camilo Hoyos, ponente del proyecto de acuerdo 049 de 2017 que modernizó el articulado del estatuto de rentas del municipio, que se venía aplicando desde el 2006, y que tenía una tarifa de impuestos de 0.5 puntos mayor a la que se acordó para el 2018, aseguró que: “votamos la aprobación del proyecto del nuevo estatuto de rentas prensando realmente en aliviar el cobro, más no definimos los cobros o incrementos como tal, ya que estos parten de la base gravable emitida por el IGAC”.

Explicó que “a esa base gravable, se le aplica la tarifa definida en el estatuto de rentas, que en este caso, este año se disminuyó; si no hubiera sido así, se habría liquidado el impuesto del 2018, con la tarifa del 2006, que era el anterior estatuto de rentas de la ciudad que era un 0.5% más alto”.

Responde el IGAC en Caracol Radio

Pero el director territorial del IGAC, Mauricio Naranjo, sostuvo que la gran responsable del aumento del impuesto predial, es la dinámica inmobiliaria en Tunja y el auge de la construcción en la ciudad, porque “aquí seguimos la ley al pie de la letra, y lo que aplicamos son leyes para la evaluación catastral. Lamentablemente evaluamos lo que está en el territorio, y el comportamiento económico de la ciudad, con factores que influyen como el del desarrollo urbanístico y comercial, más no el ámbito sociocultural". 

Ante los pedidos del alcalde y el concejo de la ciudad, el IGAC sostiene que "al analizar el panorama de la misma, con las estadísticas y las cifras, tenemos que decir muy dolorosa y respetuosamente, que no hay cómo argumentar que la ciudad está sufriendo de situaciones económicas desastrosas. El año pasado en el trabajo que hicimos, incorporamos más de 7.000 predios nuevos en propiedad horizontal, y eso ya dice mucho del comportamiento económico de la ciudad. En el papel, se evidencia que las nuevas construcciones, el crecimiento son sustentables”.

Sobre esa dinámica inmobiliaria, el (IGAC), el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), coinciden en que en Tunja, “lo que se construye se vende y con tendencia siempre a subir el precio de las construcciones”.

Según Naranjo, “los predios que salen al mercado, se comercializan normalmente, donde la demanda y la oferta se comportan equilibradamente. Esto lastimosamente para algunos, son números y no miden el contexto social”.

Agregó que “el ejercicio tiene que ver con que el valor de la tierra en la ciudad, ha aumentado notablemente en la ciudad en los últimos años, su crecimiento no ha sido negativo ni a la baja, sino en aumento, pese a que bajó este año frente al ranking nacional. Nosotros investigamos los precios que se dan en el mercado, mapeamos la ciudad por zonas, y luego sumando otras variables, podemos calcular los precios para terrenos y construcciones según la ley 1450 del 2011, nos dice que para tema catastral se debe tener en cuenta mínimo el 60% de esos valores”.

Explicó que están atentos a recibir y solucionar las quejas de los ciudadanos frente a los cobros. Estas quejas pueden radicase en la Calle 18 No. 11-31 , en el edificio del Banco Agrario, preferiblemente de forma escrita y sustentando el inconformismo. El IGAC se compromete a revisar el avalúo para, si es el caso, ajustarlo a la realidad, y hacer las respectivas correcciones.

“Este tipo de estudios, también tienen un margen de error, por eso en cualquier momento la gente puede solicitar la revisión del avalúo. Los factores principales para tener en cuenta en cada predio son: el tamaño del terreno, el área construida, las características constructivas, el sector donde se ubica, y cuánto vale ese predio en el mercado, de acuerdo al sector donde está ubicado”, señaló el director territorial del IGAC.

Mientras tanto, las juntas de acción comunal preparan un comunicado oficial para solicitarle al concejo de la ciudad, al alcalde y al IGAC un consenso para no afectar más los bolsillos de los tunjanos.

La comunidad por su parte, alista más protestas en las calles de la ciudad.

Cargando