¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Campesinos de Boyacá producirán cebada para cerveza de Bavaria

La compañía anunció el descubrimiento de la semilla Explorer, apta para producir cerveza industrial en Colombia.

Pese a que Colombia tiene un inmenso potencial agrícola, el último Censo Agropecuario arrojó una cifra preocupante: el 83% de los agricultores manifestó no contar con maquinaria, y un porcentaje igual dijo no dispone de infraestructura agropecuaria para la producción de sus productos y aprovechamiento de sus cultivos.

De acuerdo con Bavaria, las cifras que no dejan un panorama alentador en el agro colombiano, fueron parte de las primeras preguntas planteadas para desarrollar programa enfocado en cerrar esta brecha mediante la tecnificación del campo colombiano y contribuir de este modo a que Colombia alcance un nivel de competitividad de países vecinos como Brasil y Chile.

El proyecto que nació hace nueve años, ya superó la fase piltoto, y hoy, se anuncia una nueva semilla para el cultivo de cebada maltera, descubierta en conjunto con investigadores de Bavaria y campesinos de Tibasosa (Boyacá), apta para producir cerveza industrial competitiva, la cual pretende promover el desarrollo y la tecnificación del campo colombiano.

“Con la nueva semilla, el año pasado se logró cultivar 2.800 hectáreas de cebada maltera que dieron un rendimiento óptimo, beneficiando a 242 agricultores de Boyacá”, señaló en diálogo con Caracol Radio Silvia García, Líder de sostenibilidad de Bavaria- COPEC (Colombia, Perú y Ecuador).
Y es que en Colombia no existían cultivos de cebada para la producción de cerveza industrial, razón por la cual Bavaria importaba la cebada de países como Canadá y Argentina.

La líder de sostenibilidad explicó que “somos cconscientes del compromiso que tenemos como compañía colombiana con el campo colombiano, vimos la necesidad de se impulsara la productividad agrícola del país, siendo consecuentes con que somos la reserva agrícola del mundo, dinamizando y fortaleciendo la economía de los agricultores de la región”.

El proyecto inició en el año 2009, y a la fecha, “se ha invertido 1 millón de dólares para recuperar el Valle de Iraca en Tibasosa, Boyacá, y construir una estación experimental de cebada en la zona. Asimismo, invirtió en maquinaria para capacitar este año a todos los agricultores y así garantizar un alto nivel de productividad”, explicó García.

Se trata de un centro o estación de experimentación y capacitación que logró introducir una semilla que se adapta a los campos y al clima, y está ubicada en el Valle de Iraca. Además “tendrá como objetivo enseñar a los campesinos de Cundinamarca y Boyacá las mejores prácticas agrícolas y les facilitará el acceso a tecnología para sus cultivos”. Servirá como centro de capacitación para los agricultores de Boyacá en este proceso de industrialización”, sostuvo la Líder de sostenibilidad de Bavaria.

Durante el 2018 la empresa invertirá un millón de dólares adicional en clústeres de maquinaria y tecnología para facilitar la labor de los campesinos de la región. La inversión en investigación y desarrollo en Colombia es una cuarta parte de la que hacen los países desarrollados, donde alcanza cerca del 2% de su Producto Interno Bruto.

La Cebada, cultivo rotativo para recuperar los bolsillos de los campesinos

“Los agricultores, sin lugar a dudas, hacen parte de nuestro negocio. Por eso queremos producir productos colombianos para colombianos, esto implica tener parte de nuestra producción de cerveza con cebada nacional. Nuestra expectativa es que cientos de campesinos que hoy viven principalmente de la papa, puedan encontrar en la cebada un cultivo rentable adicional que les permita mejorar su calidad de vida, al mismo tiempo que Bavaria les ofrece a los consumidores un producto con cebada 100% colombiana”, mencionó Ricardo Moreira, presidente regional y de Bavaria.

El impacto principal de este proyecto es mejorar la calidad de vida de las familias campesinas de Boyacá y Cundinamarca. Esto lo estamos logrando con un cultivo rotativo como la cebada que no sólo se convierte en un ingreso adicional, sino también en el complemento perfecto de los cultivos tradicionales de la zona.Creemos en darles la oportunidad a los agricultores de desarrollar su profesión de la mano de un aliado comercial comprometido con el desarrollo sostenible del campo y del país, como es Bavaria.

Cargando